Más de ocho estados de Venezuela en emergencia por lluvias

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

Las fuertes lluvias que han caído en Venezuela, en los últimos días han generado emergencia, por lo menos en 8 estados venezolanos, toda vez que se han desbordado ríos como el Caroní y el Orinoco, que atraviesa varia entidades venezolanas, a la vez que en Mérida también se desbordó el río Mocotíes y en el estado La Guaira también han surgido emergencias dejando, heridos, muertos, desaparecidos, damnificados y casas tapiadas.

El río Orinoco y el Caroní han subido hasta los 18,34 metros sobre el nivel del mar en Bolívar y hasta los 54,28 metros en el Amazonas. Los pronósticos meteorológicos estiman que las lluvias continuarán y las inundaciones han afectado hasta el momento a más de 60 000 personas, cientos de familias que lo han perdido todo. Los estados más afectados son: Amazonas, Apure, Bolívar, Delta Amacuro y Anzoátegui, el sur de Monagas y Guárico. Las daños también han alcanzado tierras agrícolas y ganaderas, lo que puede comprometer la ya disminuida producción de alimentos en el país.

El río Orinoco, el tercer afluente de agua dulce con más caudal en el planeta, recorre siete estados de Venezuela, desde el sur hasta el oriente. En el estado Delta Amacuro la emergencia, según expertos es producto de una mala planificación en la gestión de riesgos y por permitir que se construya en zonas inundables. Eso incluye a los indígenas, que han perdido todo sentido con la llegada de la minería, ya ni pescan ni cazan, todos se van a sacar oro.
Los niños y adolescentes son los más afectados por enfermedades a la piel, diarreas y vómitos.

En el Delta del Orinoco más de 10 000 personas han sido afectadas debido a la falta de mantenimiento del sistema de control de inundaciones, que evita que las crecidas anuales afecten a las poblaciones.

Los indígenas waraos del Delta están sufriendo epidemias de sarampión y tuberculosis desde hace años. Solo en 2018 han muerto 54 por el sarampión, según la ONG indígena Kapé Kapé.

Ahora han perdido sus viviendas y enseres, mientras se reportan niños con diarrea, deshidratación y hongos en la piel. En esta región, en el extremo oriental de Venezuela, la emergencia fue decretada el 2 de agosto, pero la ayuda apenas ha llegado. Todos los refugios son improvisados, en escuelas rurales donde no hay duchas ni agua potable. Las lanchas, que son el único transporte de la zona, cobran 20 dólares por día.

Amazonas vive una emergencia humanitaria que ya superó los 40 días, seis de sus municipios están actualmente bajo las aguas: Atures, Atapabo, Autana, Maroa, Río Negro y Alto Orinoco. Amazonas está además incomunicada por vía terrestre. La única vía de acceso es por Bolívar, pero se encuentra en condiciones casi intransitables.

La crecida de los ríos Orinoco, Caroní y Cuyuní dejan al menos 4.100 familias damnificadas en el estado Bolívar. En Ciudad Guayana, por ejemplo, el número de afectados es de 2.700, mientras que en la zona minera El Dorado, municipio Sifontes, el río inundó 1.400 casas.

Algunos damnificados fueron trasladados a refugios temporales. Entretanto, Protección Civil alertó que es posible que los niveles de los afluentes sigan subiendo por la temporada de lluvias. Actualmente el río Caroní llegó a alerta roja y el Orinoco continúa en alerta amarilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 1 =