Mataron a Baduel, ¿a cuántos mas matarán?

Carlos Ramírez López / Venezuela RED Informativa

Preso emblemático que tras años sin debido proceso judicial muere en prisión tras la aplicación forzada de una inyección de sustancia desconocida y que apresuradamente el fiscal del régimen sale a anunciar como producto del Covid sin mediar procedimiento de investigación alguna.

Nadie da credibilidad al anuncio de Tarek William Saab sobre las causas de la muerte del general Baduel. El apresuramiento de su dictamen sobre tal hecho sin previa autopsia creíble lo que hace es confirmar lo contrario, que se trata de un asesinato y que él lo encubre.

En vez de salir con ese apuro y sin diligencia comprobatoria alguna, este pretendido fiscal del ministerio público del régimen lo que le correspondía era anunciar la apertura de una investigación para determinar científica y legalmente la causa de dicha muerte que en principio es responsabilidad de los carceleros.

Tarek William Saab pasó por encima de instrumentos legales que existen precisamente para estas situaciones del necesario esclarecimiento de muertes acaecidas donde se implique a los gobiernos para evitar su influencia en los resultados. Esos instrumentos son el “Protocolo de Minessota” y el “Protocolo de Estambul” que vienen a ser textos recomendados por Naciones Unidas y de los cuales existe un Manual de Procedimiento que confiere al Alto Comisionado la autoridad para su aplicación y que inclusive contempla un Manual para investigar las muertes bajo custodia:

CICR, directrices para investigar las muertes bajo custodia (2013)

El Dr. Zair Mundaray, abogado de larga experiencia en el Ministerio Público y conocedor de la materia al escribir sobre esos Manuales ha explicado que:

“Este manual de las Naciones Unidas, estipula que toda muerte en contexto carcelario, es en principio responsabilidad del Estado. Un capítulo explica como debe hacerse la autopsia por parte de expertos profesionales independientes, con las competencias necesarias y siguiendo normas científicas internacionales. Debe haber descripción detallada del cuerpo con fijación fotográfica o videográfica, abordaje radiológico y posterior toma de muestras respectivas para análisis histológicos y toxicología como mínimo, pero además pueden incorporarse otras muestras para análisis químicos, biológicos o determinación de patógenos de distinta naturaleza, según se vayan produciendo hallazgos o dudas. El protocolo contempla la asistencia internacional de organismos como la Cruz Roja e incluso la Interpol, quienes pueden auxiliar a los Estados para el esclarecimiento de los hechos”.

Esta actuación de Tarek William Saab lo implica directamente en la muerte del General Baduel cuando menos como encubridor de ese crimen horrendo, y mas preocupante aún es que este sujeto tiene puerta franca en la CPI como lo ha mostrado en su actuación para obstruir el avance del procedimiento preliminar que se adelantaba ante la fiscal Bensouda.

La dirigencia política venezolana ha estado ausente en ese escenario ¡Basta ya de esa inercia!

Ver: https://www.ohchr.org/SP/Issues/Executions/Pages/RevisionoftheUNManualPreventionExtraLegalArbitrary.aspx

@CarlosRamirezL3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + diecisiete =