Mayor Bandres Figueroa, por la libertad consiguió cárcel y tortura

Roberta Montesino / Venezuela RED Informativa

El mayor (GN) Luis Bandres Figueroa comandó la fallida sublevación en Cotiza con un grupo de 24 uniformados más el 21/01/2019, y tuvo que entregarse. Estuvo 15 días en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). Fue torturado tras ser acusado de conspirar contra la vida de Nicolás Maduro. Luego fue recluido en la cárcel militar de Ramo Verde, donde tampoco escapa de los tratos crueles e inhumanos. Allí fue aislado por cinco días y lo castigaron sin darle alimentos y sin tomar agua, según su esposa.

La tortura psicológica siempre está a la orden del día contra Bandres y los otros compañeros del militar. Los dejan en una celda a oscuras, duermen en el piso, sin sábanas, sin colchón. La tortura también es contra la visita de los familiares, dijo la esposa.

La familia Bandres Hernández se halla desmembrada, los hijos de la pareja (un niño de 11 y una niña de 8 años) se encuentran al cuido de familiares fuera de Caracas. A Bandres solo su esposa lo visita, quien tiene que pasar por tratos humillantes. No le permiten que otro familiar lo vea.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: