Mayoritariamente el pueblo decidió que Maduro fuera el “Judas” venezolano

Venezuela RED Informativa

No hubo espacio para las sorpresas, Nicolás Maduro se convirtió este Domingo de Resurrección en el “Judas” por excelencia, durante la tradicional “quema” que se realiza en el país durante la jornada de cierre de la Semana Santa en Venezuela.

Esta tradición se caracteriza no solo por “castigar” a aquel discípulo que traicionó al maestro Jesús en los momentos culminantes de su vida, de acuerdo a las escrituras bíblicas, en Venezuela funciona también como crítica social, pues se tiende a asociar a este aborrecible personaje al político más despreciado por el pueblo, aquel a quien se responsabiliza por los grandes males que golpean la vida diaria. En esta oportunidad, otra vez Maduro volvió a ser “Judas”, pero con más razones y más rabia en el corazón de la gente común, pues es cabeza del gobierno que inexorablemente ha conducido a la tierra de Bolívar a la crisis más profunda de la que se tenga memoria en la historia latinoamericana.

Por ello, en cada rincón de Venezuela, al verse desprovista de herramientas efectivas para sacar a Maduro de la Presidencia de la República de forma inmediata, pues se lanzó a la tarea de transmutarlo en muñeco para ser castigado con fuego durante la “quema de Judas” en Domingo de Resurrección. Es evidente que eso no resuelve el profundo problema que agobia a los venezolanos, pero al menos funciona como válvula de escape, que sirve para distensionar las carencias, la furia y el arrebato colectivos que enferman a la atribulada sociedad venezolana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =