Miami-Dade aplaza reapertura de playas por protestas y se amplía toque de queda

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Los residentes del Condado Miami-Dade deseaban ir a las playas este lunes 1 de junio, pero tendrán que seguir esperando para disfrutar del mar porque las autoridades condales decidieron aplazar la reapertura, debido a los hechos de violencia que ocurrieron durante las protestas por la muerte de George Floyd y además anunciaron que el toque de queda, ahora de 8:00 p.m. a 6:00 a.m. y a partir de este domingo, se mantendrá hasta nuevo aviso.

El anuncio lo hizo el alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, en un breve comunicado donde informó que “tras los disturbios asociados con las protestas en nuestra comunidad, he decidido posponer la reapertura de las playas en el Condado Miami-Dade, originalmente programadas para el lunes 1 de junio. Las playas permanecerán cerradas hasta que se levante la orden de toque de queda”.

La medida no incluye a las piscinas de edificios de apartamentos, piscinas de condominios y otras piscinas comunitarias privadas administradas por asociaciones de propietarios, que sí pueden reabrir el lunes de acuerdo con el plan inicial.

Además, reabrirán las piscinas en los parques Goulds Park, A.D. Barnes Park y Oak Grove Park.

Los hoteles también podrán ampliar el alojamiento, tal como se acordó en el plan de reapertura de la economía de Miami-Dade.

Giménez dijo que actualizaría la orden de emergencia para extender las horas del toque de queda desde las 9 p.m. hasta las 6 a.m., efectivo a partir del domingo 31 de mayo, hasta que se levante la orden.

“Las ciudades pueden tener reglas más estrictas. Por ejemplo, el toque de queda de la Ciudad de Miami comienza a las 8 p.m.”, precisó.

El alcalde en una entrevista con el medio WPLG dijo que las playas podrían reabrir el martes si no se desata de nuevo la violencia en las protestas.

La violencia que se desató el sábado en la noche, tras las manifestaciones que comenzaron de manera pacífica, y que causó el arresto de 57 personas en el condado y dejó cuantiosos daños a negocios en el centro de Miami, motivó la decisión del alcalde.

Todo estaba listo en Miami-Dade para la reapertura de las playas cuando el alcalde firmó una enmienda a la orden ejecutiva que contenía las directrices para reabrir esas zonas recreativas, los hoteles y las piscinas en todo el condado y que entrará en vigor el 1 de junio de 2020 a las 12:01 a.m.

Las autoridades establecieron nuevas reglas para que las personas pudieran ir a las playas y a la misma vez evitar que se siga propagando el coronavirus en el condado Miami-Dade, el principal foco de COVID-19 en todo el estado de Florida junto con Broward y Palm Beach.

Las personas tenían que usar máscaras especialmente en los baños y en los puestos de venta, pero no era necesario usarla para nadar o realizar ejercicios extenuantes, mientras se mantuviera el distanciamiento social de seis pies. Los niños de 2 años de edad, o menores, y las personas con enfermedades crónicas preexistentes, no estaban obligadas a usar máscaras.

También se dieron a conocer las actividades prohibidas en las playas: no se permiten grupos de más de 10 personas, no usar carpas o tiendas de campaña, realizar deportes en grupos de dos personas o más, no realizar eventos especiales ni hacer picnic, llevar perros y otras mascotas y pescar excepto en las áreas designadas específicamente si se puede mantener la distancia social.

Las actividades permitidas en la playa, usando máscaras faciales y manteniendo la distancia social de seis pies entre las personas de diferentes familias, incluyen: caminar, nadar, tomar sol, hacer kayak, sentarse y comer con miembros de la misma familia. Los operadores de los puestos de venta en la playa tienen que cumplir con medidas adicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =