Miedo

Editorial / Venezuela RED Informativa

Siempre termina siendo así: ¡El diablo paga mal, a quien bien le sirve!

Los bolívares empiezan a reaparecer en el sistema financiero venezolano. ¡Están regresando en forma de moderna virtual!

La Venezuela del siglo XXI hace, muy tímidamente, depósitos en dólares en las taquillas de “sus” viejos bancos. Esos dólares, que se transforman por magia en bolívares a la tasa “oficial” del BCV, entran al circulante colectivo como instrumento de pago, sin que ningún abusador “empresarial” le aplique ninguna alcabala de cambio de por medio, que siempre resulta a favor de los comerciantes.

Es que los venezolanos desde hace años estamos vacunados en contra del MIEDO a los “corralitos”. ¡Pero si vivimos encerrados! Y puede ser por eso que estamos regresando a “nuestros” bancos nacionales, a meter dólares en nuestras cuentas. Increíble, pero muchos necesitamos poder contar con bolívares. Es que, en caso contrario, y por ausencia de estado, y por una de fuerte presencia de “comerciantes privados” que hacen de nuestra miseria su principal fuente de riquezas, si no nos atrapa el chingo, nos agarra el sin nariz. Estos pajaritos privados, son más costosos y malvados, que las mismas docenas de alcabalas de NARCOGUARDIAS nacionales y policías que nos despluman en casi todas las calles de Venezuela.

Además, el MIEDO forma parte ya del “sentimiento nacional”. Es nuestro inseparable compañero de vida. El otro símbolo del país. Ya saben, junto con el Turpial, el Araguaney y el Oso Frontino.

Eso hace pensar que, a un plazo muy breve, las sanguijuelas sinvergüenzas que inventaron el “tipo de Cambio Central Madeirense”, o del Gama, o del Movistar tendrán que pensar en nuevas maneras para seguir jodiendo a toda una nación.

Toda esa basura sin escrúpulo alguno lleva añales bailando pegao con los pranes del gobierno. Ahora empiezan a deslizarse también, en el tobogán del “todos en contra de todos”. 

El regalito de la “libre empresa”, que nos tiene bien guardado esta fase de la porquería del siglo XXI.

Acá, en donde todo se reduce a un “haz lo que te dé la gana si tienes un amigote en el gobierno”, el liberalismo cruel y tardío, suelta un tiro en contra del gobierno y otro en contra de la “oposición”, parafraseando al “Mocho” Hernández de finales del siglo XIX venezolano.

Es que, Adentro, en Venezuela, no tenemos nada claro sobre quiénes son los peores: ¿los “buenos” o los malos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =