Mil veces

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa

MIL VECES traidores y MIL VECES más cabrones, estos bandidos de la MUD. MIL VECES desgraciados todos aquellos que se robaron los reales de todas las empresas y procesos extraterritoriales que la administración Trump les endosó a los “vamos bien”. En menos de dos años las destrozaron y las convirtieron en aserrín.

Con solo un pequeño porcentaje de la plata que se parrandearon, habrían podido instalar varios campos de adiestramiento. Se pudo haber entrenado y armado un ejército suficientemente importante, como para liberar por las malas a Venezuela.

En cambio ahora, todos ellos, parecen locas del carnaval de Carúpano el día después. Ninguna fue. Nadie robo. ¡Fue el otro! Monómeros, CITGO, así como los enormes aportes en dinero, medicinas y comida para el abatido pueblo venezolano, se evaporaron solitos. Se escurrieron hacia las cloacas de la mala fe y la reticencia de quienes, cínicamente, vociferan todos los días en contra de un régimen con el cual hacen buenos negocios.

Si Chávez, el chavismo y todos los saqueadores del país que les hacen comparsa, son acreedores de nuestro odio, los canallas de la MUD merecen las llamas eternas en la paila del infierno donde se cocinan solo los miserables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 2 =