Milagros

Editorial / Venezuela RED Informativa

Como para mantenerlo fresco en el inconsciente colectivo nacional. Cualquier intento, conato, escaramuza, arrebato o trifulca, exitosa o no, de cualquier institución o individuo que apunte a la fractura o desestabilización de la porquería del siglo XXI y sus compinches, será vista con “buenos ojos”.

Aún cuando la misma termine como otra chapuza más, al estilo de la de Leopoldo López paseándose como muñeco de torta por La Carlota, organizando el gobierno provisional de Maikel Moreno junto con el resto de la banda de pillos y asesinos arreglados por José Luis Rodríguez Zapatero y los “mediadores” desde España, hay que seguir tirando piedras.

Que esta vez sean los hampones de la Guardia Nacional o de la Asociación de Heladeros de la República de Haití, poco interesa.

La idea es crear caos, confusión, zozobra y producir temor permanente en la NARCOCRACIA venezolana y en sus espías cubanos. ¡El camino es para allá!

Ojalá y pudiésemos lograr acciones de desestabilización perpetua, para no dejarle ni un día de paz ni de descanso a estos malvivientes y a sus compinches de la MUD.

¡Hay que creer en Milagros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =