Militares inhabilitan al poder legislativo venezolano

Especial / Venezuela RED Informativa

Una fracción parlamentaria, integrada por  14 poderosos militares, pone en minusvalía al resto de los diputados civiles, que en el poder legislativo actual, sólo  quedó para abultar cuantitativamente los escaños de la Asamblea Nacional.

La  selecta  fracción castrense que no regresará a los cuarteles, está integrada por una poderosa élite,  que no sólo disfruta del poder económico, además de estar muy bien apadrinada es enlace con la Fuerza Armada.

Una decena de ellos viene del Ejército y estuvo vinculada al 4F o AL 27 N, allí hay desde tenientes hasta Generales en Jefe. Una sola mujer de la Fuerza Aérea, representa la figura femenina.

Esta élite posesionada en la Asamblea viene de estar  encumbrada en el poder de la revolución bolivariana, muchos  han sido ministros, jefes de institutos del Estado y altos jefes  en la administración pública.

Un caso emblemático por ejemplo es el General en Jefe Jesús Rafael Suarez Chourio, quien salió diputado por Apure. Viene de ser Comandante General del Ejército y  Jefe del Estado Mayor de la Comandancia en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Hoy es el Presidente de la Comisión de Defensa de la Asamblea.

Almirante Gilberto Amílcar Pinto. Diputado por Sucre. Fue Comandante General de la Armada e Integrante del Alto Mando Militar. Fue Ministro del Desarrollo Minero, de Pesca y Acuicultura y viceministro del Despacho de la Presidencia, diputado de la ANC. Jefe de Gobierno de la Región Insular y presidente de la Corporación Ezequiel Zamora.

Mayor General Alexis José Rodríguez Cabello, salió por Bolívar. Fue comandante del Ejército y  Comandante de la Guardia de Honor Presidencial, ex jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral Capital. Rector de la Universidad Militar y Director de la Academia Militar del Ejército. Hoy es Presidente de la Comisión de Contraloría.

Teniente José Vielma Mora,  electo por Carabobo. Ha tenido cargos  privilegiados como jefe del SENIAT y Gobernador del fronterizo estado  Táchira, ahora aspira la Gobernación de Carabobo.

Mayor Francisco José Ameliach. Electo diputado por Lara. Fue Constituyente y Presidente del Parlamento. Ha sido Ministro de Despacho presidencial y Gobernador del estado Carabobo.

General de Brigada Juan Gómez Mireles. Salió diputado por Trujillo. Fue Constituyente y es muy cercano a Diosdado Cabello.

Coronel Antonio Nicolás Briceño. Diputado por Guárico. Fue vicepresidente de Fogade y del Instituto Autónomo de Ferrocarriles.

Diosdado Cabello Ha sido Vicepresidente y Ministro en muchas Carteras durante toda la revolución bolivariana. Se le califica como  el segundo hombre  del poder en Venezuela.

Ocupó la presidencia de la Asamblea Nacional y de la Asamblea Constituyente en su último año. Es jefe de la fracción del PSUV, partido del cual es Vicepresidente.

Teniente Coronel Felipe Acosta Carles. Electo por Portuguesa. Ha sido Presidente de la Fundación Corazón Llanero y Presidente de la Fundación Propatria 2000.

Capitán Pedro Carreño. Diputado  por Delta Amacuro. Está en el alto poder desde que se inició el chavismo. Fue Constituyente, Ministro del Interior y Justicia. Presidente de la Comisión de Política Interior.

Mayor General Antonio José Benavides Torres. Es diputado por el Distrito capital. Fue Comandante general de la Guardia Nacional.

Mayor General Manuel Salvador Quevedo. Salió diputado por Zulia. Ha sido  presidente de PDVSA, Ministro de Petróleo  y Ministro de la Vivienda

Almirante Alessandrello Cimadevilla,  electo por  La Guaira. Fue comandante general de la Armada Anteriormente fue jefe de REDI Central. Ocupó la jefatura del Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos (INEA).

Mayor General de la Aviación Gloria Mercedes Castillo. Diputada por Monagas, es la única mujer militar parlamentaria.  Fue segunda comandante de la REDI Guayana. Fue viceministra de Planificación del Ministerio de la Defensa. Hoy es la Vicepresidente de la Comisión de Defensa de la Asamblea.

El régimen ha promovido esta fracción, dentro del marco de un modelo político en el  que los militares son actores políticos de primera línea y de ejecutores de políticas públicas, no sólo pasaron a ser gobierno, controlan el poder legislativo, esa fracción representa también, el reconocimiento de una cuota de poder, que le ha otorgado el oficialismo a los militares, porque desde allí, el alto mando castrense hace  una simbiosis con la alta dirigencia civil de la revolución bolivariana.

Entretanto, la Fuerza Armada se desvía del precepto constitucional que mandata a  la institución, a estar sólo  al servicio de la nación y lejos de parcialidad política alguna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =