Muros

Mascaritas / Venezuela RED Informativa

Mientras que la Administración Trump sigue montada en el compromiso de empujar la libertad de Venezuela, un increíblemente grande número de países del Mundo Libre y del NO tan libre bailan pegaos con la porquería del siglo XXI.

Europa continúa haciendo dobles caras. Noruega y la mismísima Sra. Mogherini no paran en insistir en un “razonable” diálogo intermediado y civilizado entre las partes “en diferencias”.

Entre tanto Malta, Andorra y el Principado de Mónaco hacen fiesta y blanquean las toneladas de dineros sucios que les hace llegar la NARCODICTADURA y sus asociados MUD.

Y así, mientras que Leopoldo López se mantiene al resguardo indefinido en la casa del Embajador del Reino de España en Caracas, y su Europadre lucha a brazo partido por la recuperación de la libertad de Venezuela desde Estrasburgo, Don Felipe de Borbón aterriza en visita de negocios en la Habana de Pérez Canel y su banda.

Ambos ajustan el tema del blanqueo de los activos cubanos / venezolanos a través de la poderosa Caixa, mientras la Reina Letizia revisa junto con los fotógrafos de la revista Hola, el estado de las instalaciones de su Red Eurobuilding, de la cual la familia Real es accionistas mayoritarias.

Los “titi” de Trinidad & Tobago extraen a manos llenas el crudo “mixto” que “compartimos” en la Plataforma Deltana. A cambio, le cumplen a la basura del siglo XXI, persiguiendo a los venezolanos en Puerto de España, mientras practican el racismo al revés con nuestros muchachos que escapan de Venezuela por el hambre. ¡Un cuento de locos!

Las porquerías que flotan en el Caribe continúan recibiendo de gratis el poco petróleo que les envía Petrocaribe, a plazos de pago eternos mientras que en Venezuela nos quedamos sin gasolina.

El Brasil del presidente Bolsonaro deja escapar de la cárcel a Luiz Ignacio Lula, mientras que amenaza con no seguir comprando el trigo de la Argentina, porque allá ganó las elecciones el peronismo del siglo XXI.

Así, luego de una pelea por Twitter con el presidente francés, por no estar conforme con que éste esté casado con una vieja fea, mayor que él y que fue su maestra, ya no le queda tiempo para nada. Ojalá y no lo atrape la misma suerte que corrió el presidente Macri: mucha bomba y poco chicle.

Al mismo tiempo el Grupo de Lima es fácilmente “convencido” por un pajuo de la talla de Julio Borges, para que no se mueva de la zona de una salida negociada y electoral en Venezuela. Haciendo lo imposible para no mencionar cualquier otra forma real de “salida” del desastre venezolano que tenga sabor, olor o textura de naturaleza armada. ¡Carajo! ¡Que solos nos estamos quedando!

Entre la calamidad suramericana que significaron los resultados electorales argentinos. La ola de violencia patológica en contra de la institucionalidad hacia el Gobierno Democrático de Chile. Los arrebatos domésticos que sacuden al Perú y a Ecuador. Y la renuncia por las malas de “Sombrerito – Evo” en Bolivia, Venezuela se está quedando por fuera de la atención y de la agenda hemisférica y mundial.

Un “gran trabajo” el logrado por los “Vamos Bien” y sus compinches. En todos estos meses han conseguido invisibilizar el desastre y la destrucción de todo un pueblo, llevado a cabo por unas bandas de hampones que controlan al país desde del gobierno bolivariano. Han conseguido “tapar” con su complicidad y mala intención, una de las crisis domésticas más apocalípticas que país alguno haya vivido en los últimos 50 años.

Estos cabrones del “Vamos Bien” junto con los malvivientes de la NARCOPORQUERIA que regenta a Venezuela, han conseguido encapsular todo el horror y la miseria que se vive en nuestro país, reduciendo la situación al “arreglo” de pequeñas diferencias de criterios entre hermanos mal llevados.

Acá, Adentro, cada vez se hace menos claro cuál de las dos bandas que componen la ecuación política nacional, está compuesta por más hijos de la gran puta.

El hombre que inspiró en la política al actual presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, el ex presidente Ronald Reagan, alguna vez en medio de un discurso que quedó para la historia, le pidió al para entonces Premier de la URSS Mijail Gorbachov, que tumbará el Muro que dividía a Berlín en dos Alemanias.

Hoy, la Resistencia venezolana a través de millones y millones de voces atrapadas Adentro y dándole muy duro Afuera, le piden a Donald J. Trump 30 años después: “Sr. presidente apoye una intervención militar libertadora formada por hombres y mujeres que están dispuestos a dar la vida por una Venezuela libre, para tumbar a los tiranos que están diezmando a nuestro país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =