Nada

Editorial / Venezuela RED Informativa

Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá se declaran felices y contentos, luego de los “resultados” logrados en México entre el gobierno y la oposición venezolana.

Es que hay que comprender: tienen que decir cualquier cosa. Deben enseñar “algo”. No importa cuán idiota pueda llegar a ser. Sobre todo cuando, durante el fin de semana, llegan desde Kabul escenas terriblemente parecidas a las ya vistas en el Saigón de 1975.

Helicópteros recogiendo en desorden a cientos de empleados, diplomáticos, contratistas de seguridad y personal afgano desde la azotea de la Embajada Norteamericana en esa ciudad, que escapan despavoridos.

Mientras, Joe Biden, en un brevísimo momento de lucidez tras su eterno sueño de químicos, porfía: “Vietnam es Vietnam y Afganistán es Afganistán”.

Total que el “arreglo” para quienes manejan los negocios sucios de Venezuela, allá en México, resultó ser todo un adelanto de la navidad. Y es por eso que todos tratan de hacer “algo” de la NADA.

En donde, por cierto, y seguramente para curarse en salud, ni por el carajo apareció, ni siquiera dio la cara, el presidente López Obrador.

Seguramente, AMLO, todavía no debe estar ensartado en la larga cabuya de Leopoldo López y en la de su tocayo y muy buen amigo, Leopoldo Martínez Nucete.

El primero, exjefe del exgobierno del exinterino, está muy contento. No importa que su muñeco, Juan Guaidó, pase a ser un joven jubilado tras las firmas que establecen el pleno reconocimiento y total aceptación del señor Maduro como presidente constitucional de Venezuela, luego de tres años de severas “dudas” al respecto.

Mientras que el segundo, Martínez Nucete, que es su hombre clave para articular de manera impecable los “apoyos” internacionales financieros dirigidos a la recuperación de Venezuela, dentro y fuera del continente, tampoco asoma la cara. O sea: el individuo que nos asegura a todos con su esfuerzo de trabajo que en Venezuela no pase absolutamente NADA, juega al escondite institucional.

Además, Martínez Nucete, cuadro del Partido Demócrata norteamericano y venezolano-venezolanito para más detalles, es justamente el hombre que Joe Biden promueve para el Banco Interamericano de Desarrollo como director ejecutivo por Washington.

¡No amerita una explicación adicional con plastilina! ¿Verdad que no?

Porque, para las mafias que controlan nuestro país, es fundamental que NADA cambie.

Y así, solo unos pocos, continúan llenándose los bolsillos con todo: mientras que las grandes mayorías nacionales no acceden prácticamente a NADA.

De manera que, en lo interno, con un parapeto electoral para noviembre, se cubren las formas. En lo externo, con un Partido Demócrata gobernando América, un PODEMOS a España y un complaciente reino de Noruega para solucionar los problemas del mundo, basta y sobra para todos aquellos que están del lado “correcto” de la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =