“Nasty”

Editorial / Venezuela RED Informativa

La parte “confundida” de América se espanta porque Donald Trump escribe que la senadora Harris es una persona “desagradable”.

Los “progres” sin brújula alguna ponen el grito en el cielo. Lo curioso es que a ellos jamás les preocupó que ni el señor Obama ni el señor Biden pasaran de un simple jalón de orejas al facineroso de Hugo Chávez. Un fulano que, junto con sus bandas del crimen desorganizado, arruinaron a Venezuela y montaron en las propias narices de la comunidad de inteligencia norteamericana una escandalosa red internacional de tráfico de drogas y soporte a lo más siniestro y peligroso del terrorismo mundial desde la institucionalidad del Estado venezolano.

Total que al Partido Demócrata del Siglo XXI le molesta y le ofende que Trump se preocupe de la salud de los pueblos del resto de América y enfrente a sus gobiernos tránsfugas, que tienen al vicio como una política de estado. Lo más seguro es que para ellos, como es el caso de la senadora Kamala Harris, es preferible “usar” la libertad del pueblo norteamericano para drogarse a su gusto en las calles de sus ciudades.

Como tampoco les “ocupa” que sus vecinos de la América Hispana se estén otra vez colmando de gobernantes embusteros y ladrones, que funcionan como encantadores de serpientes para sus pueblos, mientras los matan de hambre y los empujan a la Edad de Piedra.

La verdad es que Mr. Trump debería ampliar su lista de “nasties”.

Sin temor alguno, agregar a una buena parte del “liderazgo” del hemisferio occidental, que está contactado con lo más sucio y feo del planeta. Un gentío que parece no molestar en lo más mínimo a la fórmula presidencial Biden/Harris para las elecciones de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + dieciseis =