Ni Fuerte Tiuna, ni Miraflores, ni los venezolanos tienen gasolina, ¿qué hacemos?: La pelota está en la cancha de Guaidó

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

De nada vale que Juan Guaidó diga que va a coordinar o disponer 100 dólares por 3 meses a los trabajadores del sector salud en Venezuela. Ni los trabajadores de la salud, ni los bomberos, ni el Fuerte Tiuna, ni Miraflores, ni nadie-nadie tiene acceso a la gasolina. El miércoles 15 de abril, un amigo muy cercano ¡del Cuerpo de Bomberos!, con 240 personas por delante, hizo una gran cola por gasolina desde las 3 de la madrugada en la Estación de Servicios de La Bandera (Municipio Libertador y a dos brincos del Fuerte Tiuna) y a las 10 am llegó una gran caravana del ¡poder!, con militares incluidos a poner gasolina a sus carros.

Mi amigo ¡Bombero!, luego de su trasnochadora cola se quedó como otras veces SIN GASOLINA, al igual que 100 personas más que como él habían hecho su cola: Sin comer, Ni poder usar un sanitario en muchas horas.

La gasolina que para las 10 am del 15 de abril alcanzaba apenas para un centenar de venezolanos trasnochados, se fue para llenar los tanques de la Caravana del poder, que era tanto del Fuerte Tiuna como de Miraflores: Es decir, a todos les quedó claro este miércoles que en el Fuerte Tiuna tampoco tienen gasolina, que el problema ya empieza a ser un asunto SERIO que tiene que resolver Juan Guaidó.

Hasta los camiones para entregar el CLAP en los sectores populares, también han tenido y tienen problemas para llenar sus tanques de gasolina. En las colas gigantes de gasolina en el Sur de Caracas, se ve a la vista de todos que los mismos organismos de seguridad del Estado tienen que buscar gasolina en bidones para cargar sus unidades.

Y en medio de la pandemia, YA ni siquiera el problema de los servicios públicos en muchas partes del país, es un inmenso problema del rosario de sufrimientos del pueblo venezolano, sino que también se sumó el “NO HAY GASOLINA”.

Es de aclarar que, Si le está afectando seriamente las medidas económicas al gobierno a la gente común y corriente, que pasa por los trabajadores del sector salud, sector alimentos, cuerpos de seguridad, Defensa Civil y Bomberos. Y la gente así lo siente a un mes de las medidas de Cuarentena Social en Venezuela, y YA no ven como únicos culpables de sus infinitas desgracias al Gobierno de Maduro, sino que todas sus miradas se enfocaron actualmente en Juan Guaidó y en sus colaboradores, cuyas vidas NO son de privaciones, ni de dificultades desde el exterior: Todo lo contrario ¡viven muy réquete bien!, no solo los del régimen.

Es decir, que la gente que decide en unas elecciones, los que viven en las zonas populares de la capital y del país, ya sus miradas no están centradas NI en Miraflores, NI en el Fuerte Tiuna. Sus vidas cotidianas y de los que también salvan vidas es ¡cómo salvar una vida SI tampoco tienen gasolina para trasladarse a ninguna parte para cubrir una emergencia de vida o muerte!

En esta cuarentena social ¡la arrechera! se desvió hacia Guaidó y todo su entorno. Cada vez que se habla con la gente del barrio, también hablan “peste” este sector importantísimo de la oposición.

.Ya se tienen que “calar” también a los militares, policías, gente del poder rojito dando carreras para poner gasolina a sus 4X4 negras en las bombas de gasolina de Caracas. La gente la está pasando MUCHO PEOR desde hace un mes. Los que trasladaban alimentos y bienes esenciales desde distintas partes del país, YA no pueden hacerlo. La gente puede NO querer a este gobierno, pero tampoco es idiota. Hace 33 días la mayoría del pueblo venezolano, NO veía el Canal 8 del Gobierno, ni se “calaban” las cadenas presidenciales, ahora todos están pendientes de sintonizarlos todos los días y ver que dice Maduro, Diosdado, Jorge Rodríguez o su hermana Delcy.

En los sectores populares en estos tiempos de pandemia y de grandes necesidades la gente está pendiente de NO enfermarse, porque también ven las noticias del exterior y los miles de fallecidos en los países desarrollados y en el mismo Estados Unidos que Ya no sabe Nueva York, en dónde poner a sus muertos del Covid-19…

. La gente que decide en cualesquiera elecciones AYER, HOY Y SIEMPRE en Venezuela cuenta los días para saber cuándo recibe ¡EL CLAP! Al gobierno CDM es al que ven tocando las puertas de sus casas con una Misión Barrio Adentro de médicos sean cubanos, chinos o rusos ¡le importa un carrizo de cuál nacionalidad son!, para monitorear las condiciones de salud de los grupos familiares, reiterarles las medidas de la Organización Mundial de la Salud. Los militares y la PNB son los que están viendo patrullando las calles reiterando las medidas de cuarentena social y los peligros del Covid-19.

En estos momentos para el pueblo venezolano el que más sufre en los lugares que muchos políticos NO van o NO suben en jeep, lo que saben es que NO hay gasolina y que la pelota está en la cancha de juegos de Juan Guaído y sus colaboradores inmediatos.

Y muchos están de acuerdo con las declaraciones del economista Francisco Rodríguez, que estos momentos tan amargos por la falta de combustible es responsabilidad de Juan Guaidó el envío de gasolina desde Estados Unidos a Venezuela y solicitar al gobierno de Trump la licencia que establecería una excepción a las sanciones que impiden la salida del combustible: “No hay ningún impedimento para que Guaidó ordene llenar un carguero en CITGO y lo envíe a La Guaira”, dijo durante entrevista en “Vladimir a la 1” por Globovisión el martes 14 de abril.

Quien aclaró como todos lo saben que la escasez de combustible forma parte de una situación muy complicada en la que se mezclan varios factores, entre ellos, el mal manejo de la industria por años a lo que se suman las sanciones de Estados Unido a PDVSA, y luego las sanciones secundarias a empresas como Rosneft, que surtían de gasolina a Venezuela.

Sostuvo igualmente que el equipo de “Guaidó tiene cuentas en el exterior por miles de millones de dólares”, razón por la cual “he propuesto transferir 100 dólares” a cada venezolano, en medio de la pandemia por coronavirus covid-19.

“El costo de ese programa”, estimó, es de “menos de la mitad de las ganancias de CITGO en los últimos doce meses”. Y es “inaudito” que se diga que no cuentan con recursos para apoyar.

“Carlos Paparoni declaró que había 3 mil millones de dólares. Ellos mismos aprobaron 80 millones de dólares hace un mes para financiar sus viajes. No me digan después que no tienen dinero”, argumentó.

La gente NO es idiota, así NO les guste nada este gobierno, pero la pelota está en la cancha de Guaido con Los Tiburones de La Guaira que es su equipo y también de Diosdado, no en la de Maduro, ni en los del régimen. Debe resolver de inmediato ¡como sea! lo de la escasez de la gasolina en Venezuela.

El castigo de las medidas económicas se está llevando por delante a todo el pueblo venezolano. Y cada médico, estudiante de Medicina, enfermera, camarera, camillero u obrero, Bombero o de Defensa Civil que NO pueda circular por falta de gasolina, es una tragedia, es una vida que se puede perder. Cada camión de alimentos y de insumos básicos o cualquier medicina de las muchas que escasean que NO lleguen a su destino es una tragedia más en el largo rosario de sufrimientos de venezolanos.

Y le recalcamos estas declaraciones de Francisco Rodríguez, en cuanto al manejo de esos fondos: “…lo único que hay que hacer es pedirle al Departamento del Tesoro de Estados Unidos que emita una licencia para destinar recursos a los venezolanos”.

“El Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición de Guaidó, deben llegar a acuerdos mínimos en beneficio de la población. No se les pide a ninguna de las partes que abandonen sus posturas, sino de generar acuerdos básicos para proteger y ayudar a los venezolanos”. (FR)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =