Omar Estacio: “Una lágrima, basta una que le hayamos evitado a una madre, a una esposa o a unos hijos, para justificar con creces toda defensa por ardua que sea o haya sido”

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El doctor Omar Estacio, nuestro Personaje de la Semana, nació en la caraqueñísima Parroquia La Pastora el 17 de junio, del mismo año del mandato presidencial de nuestro gran escritor Don Rómulo Gallegos (1947). Miembro del Escritorio Estacio que tiene 76 años de fundado, es presidente emérito de la Federación de Abogados de Venezuela. Como abogado ha sido defensor y consejero legal de distinguidas figuras políticas del país como el expresidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez (+), Octavio Lepage (+), expresidente de Venezuela y expresidente del extinto Congreso Nacional.

Es abogado del exalcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, asilado en España desde hace 2 años; de Oswaldo Álvarez Paz, excandidato presidencial por el Partido COPEI y exgobernador del Estado Zulia; Diego Arria; Henry Ramos Allup, expresidente de la AN y actual secretario general de Acción Democrática (AD); Ramón José Medina, exsubsecretario general de la MUD; de los editores Pablo López Ulacio (Semanario La Razón) y David Natera Febres (El Correo del Caroní), de los periodistas Oscar Yánez (+) y Manuel Isidro Molina.

El doctor Estacio es un hombre muy cordial y sencillo. Puntual y responsable. No deja para mañana lo que puede hacer hoy, y como abogado ha estado muy cerca del gremio periodístico venezolano. Fue consultor jurídico del Colegio Nacional de Periodistas (CNP) bajo los mandatos de los colegas Domingo Viña y de Luis Vezga Godoy, quien también fue ministro de la OCI (Oficina Central de Información) en el segundo Gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez. Escribe como columnista y analista político para distintos medios de Venezuela y del exterior. Esta fuera del país desde el mes de septiembre de 2017.

-¿Cuál es su estatus “legal” en este momento con la dictadura de Venezuela? ¿Cuándo salió del país? En nuestro país también los abogados de los “enemigos” del gobierno son perseguidos, detenidos y paremos de contar. Y por ser el abogado de Antonio Ledezma, debe estar en la lista negra de Maduro y de Diosdado Cabello.

-Desde que asumió el señor Chávez la Presidencia, hasta que me ausenté de Venezuela en septiembre de 2017, recibí numerosas amenazas y ataques a través de los medios de comunicación oficialistas. No me he ocupado de averiguar si figuro en listas negras. En el plano personal califico a dicha narcotiranía por sus acciones en mi contra. Alguna vez me hicieron telefonemas a mi casa para anunciarme que habían secuestrado a un nieto. Otras, que iban a lanzarnos a mí y a mi familia granadas en nuestra residencia.

El abogado Estacio agrega que Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez y carnales suyos, como moderadores de programas de televisión, radio y medios impresos, sin dejar de mencionar anónimos a través de redes sociales “orquestaron campañas difamatorias en mi contra. A cada uno le respondí, tanto por medios de comunicación y cuando no tuve acceso a estos, a través de las redes sociales. De tales acciones consigné denuncias ante el Ministerio Público y ante el Colegio de Abogados de Caracas. No solo por haber defendido a Antonio Ledezma. Antes de tal defensa ya tenía 18 años de agredido, en la forma ya mencionada, por haber defendido judicialmente o prestar asesoría extrajudicial a muchos personeros de la oposición”.

-A estas alturas del país los venezolanos que vivimos en las zonas populares del país, que no tenemos acceso a la salud y a las medicinas, que estamos comiendo mal y hemos bajado de peso de manera considerable, que tenemos que caminar largas distancias por la falta de transporte o el que hay es insuficiente, nos encontramos en situaciones muy diferentes a la de otros países de América Latina como Ecuador, Chile, Bolivia y Colombia, en los cuales han ocurrido violentas protestas y todos los presidentes se ¿preocuparon en verdad?, o renunciaron a sus cargos, como fue el caso de Evo Morales, que resultó más “democrático” que sus grandes amigos del gobierno de Maduro.

-Los demócratas venezolanos hemos empleado, sin desfallecer, todos los mecanismos pacíficos, para enfrentar la narcotiranía chavomadurista. Vías electorales, diálogos, acciones de rebelión pacífica o de desobediencia civil, activismo judicial, en el ámbito interno como ante organismos multilaterales, como es el caso de los abogados defensores. En el plano personal, cuando hemos acudido a estrados judiciales, lo hemos hecho con plena conciencia de las debilidades de un sistema de Justicia corrupto, banderizo, apéndice de la narcotiranía, que no garantiza juicio imparcial. Pero el patrocinio abogadil, en tales casos, se entroniza con la denominada “estrategia de ruptura” de teóricos como Marcel Willard, las enseñanzas del llamado juicio de Leipinz contra Gregori Dimitrov, las estrategias que explicaba Jacques Vergés, hasta remontarnos al proceso contra Sócrates, quien lo enfrentó sabiéndose perdedor de antemano, pero con la convicción de poner en evidencia la falta de fiabilidad del gobierno de la democracia ateniense en aquel entonces.

“En resumen –agrega Estacio- al asumir tales defensas, coadyudamos a divulgar nacional e internacionalmente la falencia del sistema de Justicia en Venezuela. Además, una lágrima, basta una, que le hayamos evitado a una madre, a una esposa o a unos hijos para justificar con creces toda defensa, por ardua que sea o haya sido. Mis defendidos sufrieron en carne viva las arbitrariedades de la narcotiranía chavomadurista, pero al final tengo la satisfacción que unos antes, otros después, por medios diferentes, todos están libres. Tras mi salida de Venezuela, ninguno de mis defendidos queda en la cárcel.

-Recientemente conversamos off the record con un diplomático de amplia experiencia y le preguntamos cómo veía la situación política de Venezuela y si veía alguna salida a corto plazo y nos respondió: “Están jodidos… No hay salida a corto plazo”. ¿Cuál es su opinión?

-En el Museo del Prado, hay un cuadro de Simón Vouet: “El Tiempo vencido por la Esperanza”. Hace poco Lech Walesa aseguraba que el de Venezuela es un caso único en la historia y así es. Nos enfrentamos con una banda de delincuentes que integran varias organizaciones internacionales del crimen, que han secuestrado nuestra patria. Maduro es un vulgar narcocriminal. Cleptómano, lisiado moral y mental, vasallo de potencias extranjeras que le proveen continuidad en el poder a cambio de participar en la rebatiña.

Enfatiza Estacio, presidente emérito de la Federación de Abogados de Venezuela, que por ahí andan los compinches, delincuentes comunes, libres exgobernantes ladrones de Maduro como “Lula Da Silva, la señora Cristina Kirchner, José Luis Rodríguez Zapatero, Ernesto Samper Pizano, José Miguel Insulza, exsecretario general de la OEA, y gobernantes en ejercicio como Raúl Castro y su pelele Miguel Díaz-Canel, Vladimir Putin y Endorgan, que participaron y participan en el saqueo de Venezuela”.

Para el reconocido abogado, a nivel internacional los episodios más escalofriantes de Joseph Conrad en “Corazón de las tinieblas” palidecen ante el ecocidio en el Arco Minero, con participación de la narco-guerrilla colombiana, chinos e iraníes: “pero no estamos ni vencidos ni cansados. Otra cosa en que las estrategias contra la narcotiranía tienen que revisarse y ampliarse. A quienes se angustien, los remito al “Largo camino a Libertad” de Nelson Mandela. Tenemos que reinventarnos y ser “mandelianos”.

(Deseamos acotar a la referencia que hace Omar Estacio a la hermosa obra del Museo del Prado en Madrid, de Simón Vouet, “El tiempo vencido por la Esperanza y la Belleza”, una inspiración de nuestro entrevistado para la Venezuela que está ¡agobiada! y que debe estar abrazada a una Esperanza que active a los ciudadanos. Esta espectacular obra es del Año 1627. Óleo sobre lienzo, 107 x 142 cm. Sala 002).

-¿Cuál es la “maldición” que tenemos los venezolanos para estar viviendo lo que estamos viviendo? ¿Cómo resarcimos los errores del pasado para no volverlos a cometer en un futuro, si logramos nuevamente rescatar la democracia?

-Los venezolanos en general y el gobierno de Guaidó en particular, estamos promoviendo más sanciones contra los desgobernantes venezolanos. Procurar que sean castigos menos colectivos y más personalizados contra dichos desgobenantes, contra sus familiares y testaferros. Con lo anterior, hacemos la salvedad de que no reclamamos penalizaciones indiscriminadas contra las parentelas de los narcogobernantes. En ese particular suscribimos el poema “Coloquio bajo el olivo” de Andrés Eloy Blanco: “no cobrar en el hijo, las cuentas del padre ruin”. Pero una cosa es un niño o adolescente, inocente por razones de edad, y otra un manganzón o manganzona, mayor de edad, con plena conciencia de que su padre se ha enriquecido ilícitamente, que vive derrochando, haciendo jactancia del dinero mal habido, organizando orgías y bacanales en Madrid, en Miami, en Cuba, en Reino Unido, en Australia y en el mundo entero, abochornando el gentilicio. A esos hay que aplicarles la Convención de Palermo y los ordenamientos jurídicos nacionales en materia de legitimación de capitales.

-Los abogados, como los periodistas en Venezuela, ya no podemos cumplir nuestros roles en un país en el que no existe institucionalidad, ni nada de nada. En estos momentos del país, ¿en qué ámbito o rama del Derecho, los abogados pueden ejercer su profesión sin ser detenidos por el DGCIM y poder sobrevivir la pavorosa crisis del país? ¿Cómo es el rol de un abogado o de un periodista en una dictadura viviendo en el país?

-En el caso concreto de mi profesión, existe un principio de aplicación universal, según el cual el abogado no se debe confundir con la persona de su defendido. Quiere decir, el hecho de que el letrado defienda a un opositor no lo hace corresponsable o copartícipe de las acciones de su defendido. Ese precepto es violado a diario por la narcotiranía venezolana. Hemos sido muchos los abogados perseguidos por el “crimen de lesa revolución” de defender disidentes políticos.

-¿Qué hace en sus momentos libres y cómo se siente a Venezuela desde la distancia?

-Tengo licencia de la Barra de Abogados del Estado de Florida para ejercer como abogado venezolano. También escribo semanalmente artículos de prensa para varios medios de comunicación. Además recientemente el Colegio de Periodistas de Cuba en el exilio, tomando en cuenta el apoyo que le brindé al exilio cubano en Venezuela y que tengo más de 30 años escribiendo artículos de opinión, tuvo la generosidad de designarme su Vicedecano.

“Asimismo-agrega- conduzco, con la directiva de dicho Colegio, dos programas, pronto serán tres, semanales por Radio Martí, que es una emisora propiedad del Estado norteamericano. Ayudo ‘pro bono’ en el área jurídica a cuanto compatriota sin recursos requiere de mis servicios.

De su vida personal, gustos y recuerdos, nos dijo que su plato favorito es el bistec encebollado a “La Catalina”, a fuego lento, que eche mucha salsa, para comérselo con varias arepas. El regalo del Niño Jesús más hermoso y que nunca olvidará es un carro con pedal, marca Austin, con el que ganó varios campeonatos que se hacían en su feliz infancia de la Caracas apacible y sin complicaciones ciudadanas.

Antes de finalizar la entrevista, el doctor Estacio nos reiteró su amor por su entrañable Venezuela al asegurar que “con toda prioridad, hago y haré cuanto esté a mi alcance para deponer la narcosatrapía entronizada en Venezuela. Además de renovar a diario mi promesa de arar con mis propias manos nuestra sagrada tierra, para sembrar las semillas de su reconstrucción”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + quince =