Otra cosa

Editorial / Venezuela RED Informativa

Con Bolivia y Evo se rompe el mito de la imbatibilidad del Foro de San Pablo, la honradez de Pepe Mujica y el cuento del socialismo del siglo XXI que llegó para quedarse. No hay ni enmantillados ni suertudos eternos en la política de lo chueco. Cuando el juego se acaba, se acaba.

Lo que marca la diferencia entre la “salida boliviana” con las gafedades a la venezolana, esta alrededor del enorme poder que aún conservan en América Latina las fuerzas armadas. Allá existen. Acá solo contamos con un Cartel dedicado a la producción, distribución y lavado de dinero proveniente de las drogas, metales radiactivos, preciosos y toda cosa con lo que se pueda rapiñar los restos de un país que una vez fue rico.

En Venezuela hace más de 20 años perdimos ese “fiel de la balanza”. Lo mismo sucede con la clase comercial de la MUD nacional. La oposición en Venezuela está asociada a la continuidad del NARCOGOBIERNO bolivariano, por las mismas razones mercantiles de nuestras envilecidas fuerzas armadas.

El pueblo en Resistencia acabó con el mal en Bolivia. El pueblo en Resistencia acabará con el mal en Venezuela. El liderazgo de una nación sin armas tendrá que pegarse después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 11 =