Pasar la página

Editorial / Venezuela RED Informativa

El señor Maduro le pide a Joe Biden, “PASAR LA PÁGINA”. Recuperar la hermosa relación trinacional que dejó bien cimentada el expresidente Barack Obama. Allá, cuando todo iba tan bien… antes que empezará con el fastidio Donald Trump.

Mucho antes que la cogieran con él y con la pandilla de “venezolanos” que tenían miles de millones de su dinero mal habido, colocado en la banca norteamericana. Que tenían y usaban sus visas de turistas para darse una escapadita al Norte, visitar a sus muchachos que estudiaban en América y pasearse por los centros comerciales y las tiendas más caras. O sea, el sitio para disfrutar “honradamente” de la plata que el narcotráfico de estado produce abundantemente. ¿En cuál otro lugar mejor para gastar tan sabroso?

PASAR LA PÁGINA es soñar con el regreso de los Días Felices de los cupones de los Bonos PDVSA. Los instrumentos chatarra más atractivos del mundo financiero de la década pasada. La expresión más ambigua de lo que buena parte de nuestro “empresariado CADIVI” ha sido por años: un segmento de la población enchufada con la renta petrolera en su más alta expresión, incapaz del trabajo productivo. Que ama la molicie, tomar cerveza y los concursos de belleza.

PASAR LA PÁGINA resulta borrar los cuatro años de Trump, y pasarlos al archivo de los malos recuerdos. Porque “ese” señor se ensañó en contra de la claque de bandidos y facinerosos que se mantienen en el poder en Venezuela, junto con sus miles y miles de asociados en el mal.

Así pues que, ahora que el dúo Biden/Harris ha recuperado la cordura política en Washington, que ambos profesan como un mantra el asunto de la autodeterminación de los pueblos, que creen en la inclusión de razas, géneros y credos, que motivan a todos los travestis en ese país para que se incorporen a las fuerzas armadas, ¿por qué no PASAR LA PÁGINA con Venezuela?

Ello está en la lógica del nuevo gobierno norteamericano. Si son capaces de empujar la formación de un ejército de locas, no tendría nada de extraordinario que recibieran al señor Maduro en la Casa Blanca.

¿O no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 12 =