PDVSA es de unos pocos

Editorial / Venezuela RED Informativa

¡Claro! Hace años que comenzó la privatización de la industria de los hidrocarburos en Venezuela. Que quede bien claro: ¡PDVSA es desde hace muchos años, una empresa privada!

Por ejemplo, en algunos lados del país, la gasolina sigue siendo regalada. Tras interminables colas, los vehículos reciben las últimas gotas de la caridad del extinto Estado CADIVI. Pero, en el resto de Venezuela, en especial en los estados fronterizos y en los viejos estados productores, la “cosa” es a la americana.

El litro se acerca a un dólar. Si tiene divisas, tiene gasolina. En caso contrario, camine.

Si tiene con qué, su vehículo será surtido con una porquería de color blancuzco y bajísimo octanaje, que hará que su carro pistonee, se quede en las subidas y le cueste arrancar.

Es decir, basura iraní inyectada en forma de aditivos y compuestos, revueltos con el poquísimo petróleo que aún se llega a extraer de nuestros pozos semi destruidos. Así, ese menjurje es transfundido en los procesos de refinación de los antiguos complejos que “tiene” el país. Aquellos que alguna vez fueron otros de nuestros orgullos: los más grandes del Hemisferio Occidental. Hoy por cierto, también, todos en ruinas, solo son chatarras.

Pero, adentro de lo que queda de ellos “funciona” una especie de moderna Torre de Babel. Donde se habla el farsi, el ruso y el inconfundible español con acento cubano. Y todos, en la Casa de la Revolución, son “expertos” internacionales en el negocio del petróleo.

¡Por favor!

Y así, al final de la cadena, gandoleros, protectores, dueños de bombas, alcaldes, gobernadores y generalotes, son los encargados “administrativos” del cobro de la gasolina despachada.

Resulta ridículo pensar que toda esa cuerdita de pobres diablos de la maquinaria bolivariana, sean quienes se queden, al final del día, con el enorme botín de los cientos de miles de dólares que produce la comercialización de los combustibles en Venezuela diariamente.

Tendrán todos y cada uno de ellos su “tajada”. !Por supuesto, no faltaba más! Por eso es que este país es una MAFIOCRACIA.

Pero los peces gordos de esta mafia institucional tienen que ser con toda seguridad los cuadros más altos en la escala del poder de la actual BOLIVENEZUELA.

Porque ahora, más que nunca, ¡PDVSA ES DE UNOS POCOS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − once =