Periódico de ayer

Editorial / Venezuela RED Informativa

No podía ser de otra manera. Que el señor Maduro ordene a sus cachanchanes de la oposición, que se vayan apurando en el desmantelamiento de las sanciones es una necesidad compartida por ambos factores.

No podría ser de otra manera. Gobierno y oposición, bolichicos y aguantadores, empresarios y generalotes, todos ellos fueron y son víctimas indiscriminadas y por igual de las sanciones Trump.

Cuando esa administración inició la política de presión y bloqueo sobre los activos fijos y financieros de todos estos malandros, se llevó por delante a miles de millones de dólares de la oposición, que también estaban colocados afuera del país. Mezclados por años en el mismo saco de gatos, todos cayeron en el mismo huacal.

Así, cuando Trump bajó la palanca del excusado, también estaban atravesados los “vamos bien”. Los mismos que llevan décadas, antes, durante y ahora, a la sombra parásita de los gobiernos de Venezuela. Haciendo negocios sabrosos con estos y con los otros delincuentes que los precedieron en el poder.

Empresarios y banqueros, financistas, corredores de bolsa e individuos supuestamente enfrentados al régimen se descubrieron. Como pasa con los baños tapados, inmediatamente salieron a flote. Y resultó que dentro de esas enormes cloacas, flotaban millones sobre millones en bonos de PDVSA. En conexiones que funcionan para el blanqueo tanto en América como en Europa, África, Oriente Medio y Oceanía; con fulanos súper conocidos del régimen. Y, para cierre de oro, la “cosa” estaba y está bien llena de cuentas personales, vividores de lujo, hijitos estudiando en universidades de afuera, compañías para hacer buenos negocios y toda una gigantesca telaraña, tejida durante más de dos décadas, para atrapar pendejos y robar los dineros públicos en Venezuela.

Es injusto, entonces, decir que el único que está montando en el desmantelamiento de las sanciones, tanto contra el estado como sobre aquellas otras personas, un bojote de funcionarios y militares rojos rojitos, es el señor Maduro y los Hermanitos Rodríguez. ¡Mentira!

Más bien el gobierno bolivariano está dando la cara por todos los demás. A cuenta de ya tenerla bien, pero bien sucia. Los hipócritas de la MUD están felices en hacerles el mandado con la Administración Biden/Harris, al mejor estilo de la retirada de Afganistán: ¡sin pararle bolas a nada!

Da la impresión de ser un “encargo”, cuando en realidad se trata de un problema común, que los une y los descubre como la misma porquería.

Todo esto es historia reciente. Apenas es un PERIÓDICO DE AYER. Pero, nadie, nadie lo debe olvidar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 8 =