Periodista alemán le ronca al dictador de China

Julian Reichelt / Venezuela RED Informativa

Julián Reichelt, editor en jefe del diario alemán Bild le canta sus verdades al presidente chino después que recibió una carta de la embajada china en Berlín en un tono poco amistoso:

Su embajada en Berlín se dirigió a mí en una carta abierta porque le preguntamos en nuestro periódico BILD si China debería pagar por el daño económico masivo que el virus de la corona está causando en todo el mundo.

Déjeme responder:

  1. Usted gobierna por vigilancia. No sería presidente sin vigilancia. Usted monitorea todo, cada ciudadano, pero se niega a monitorear los mercados húmedos enfermos en su país.

Usted cierra todos los periódicos y sitios web que critican sus reglas, pero no los puestos donde se vende sopa de murciélago. No solo está monitoreando a su gente, sino que la está poniendo en peligro, y con ellos, al resto del mundo.

  1. La vigilancia es una negación de la libertad. Y una nación que no es libre, no es creativa. Una nación que no es innovadora, no inventa nada. Es por eso que ha convertido a su país en el campeón mundial en robo de propiedad intelectual.

China se enriquece con los inventos de otros, en lugar de inventar por sí solo. La razón por la que China no innova e inventa es que no permite que los jóvenes de su país piensen libremente. El mayor éxito de exportación de China (que nadie quería tener, pero que sin embargo ha dado la vuelta al mundo) es Coronavirus.

  1. El “Washington Post” informa que sus laboratorios en Wuhan han estado investigando coronavirus en murciélagos, pero sin mantener los más altos estándares de seguridad. ¿Por qué sus laboratorios tóxicos no son tan seguros como sus prisiones para prisioneros políticos?

¿Le gustaría explicar esto a las viudas, hijas, hijos, esposos, padres de las víctimas de Coronavirus en todo el mundo?

  1. En su país, su gente está murmurando sobre usted. Su poder se está desmoronando. Ha creado una China inescrutable y no transparente. Antes de Coronavirus, China era conocida como un estado de vigilancia. Ahora, China es conocida como un estado de vigilancia que infectó al mundo con una enfermedad mortal.
  2. Usted, su gobierno y sus científicos tenían que saber hace mucho tiempo que Coronavirus es altamente infeccioso, pero dejaron el mundo en la oscuridad al respecto. Sus principales expertos no respondieron cuando los investigadores occidentales pidieron saber qué estaba pasando en Wuhan.

Estaba demasiado orgulloso y demasiado nacionalista para decir la verdad, porque sentía que era una desgracia nacional.

Ese es su legado político.

Su embajada me dice que no estoy a la altura de la “amistad tradicional de nuestros pueblos”. Supongo que lo considera una gran “amistad” cuando ahora envía generosamente máscaras alrededor del mundo. Esto no es amistad, lo llamaría imperialismo escondido detrás de una sonrisa: un Caballo de Troya.

Planea fortalecer a China a través de una plaga que exportó. No tendrá éxito. Coronavirus será su fin político, tarde que temprano.

Suyo sinceramente,
Julian Reichelt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − tres =