Perro

Editorial / Venezuela RED Informativa

Si lo sacamos por la composición de su gabinete de “curiosidades” étnicas y sexuales, se puede predecir que el Gobierno de Biden/Harris será de vitrina. O sea, mucha bomba y muy poco chicle.

Además, para su “suerte” la nueva administración norteamericana contará con el apoyo absoluto de la industria de la comunicación mundial, que aportará todas sus destrezas para invisibilizar todo aquello que pueda salir mal. Así como para crear la sensación general de que todo va bien, aun cuando media Norteamérica este perdiendo hasta sus casas.

Es inolvidable: el Sr. Obama dejó la Casa Blanca con los niveles de aceptación popular más altos de presidente alguno, tras 2 ejercicios. Para la maquinaria de comunicación del Mundo Libre, su esposa también casi que salió rubia y con los ojos azules. Y sobre su suegra, que quedó pensionada de por vida a través del presupuesto Federal de ese país, a cuenta de cuidarle a las dos niñas cuando la pareja presidencial andaba de gira, tampoco nadie dijo nada.

Se trata de los mismos medios de comunicación “arreglados” que insistieron con cinismo y ferocidad, que nunca sucedió nada irregular el 3 de noviembre. Que Trump lo que está es loco, y que los facinerosos que “asaltaron” el Capitolio seguían órdenes de él y de sus secuaces.

Por eso es que debemos esperar que en la Norteamérica Biden/Harris todo vaya bien. La economía se recuperará. El virus chino desaparecerá, porque ahora la Oficina Oval es muy buena amiga de la Ata Jerarquía de Beijín. El señor Maduro será metido en cintura. Y Juan Guaidó continuará siendo aceptado como el único presidente legítimo, por una administración norteamericana derivada de un monumental ilícito electoral.

Entre tanto, acá, al Norte de la América del Sur, la señora Varela exige que se detenga al presidente de la transición. La revolución, que desempeña a la perfección su papel de rebelde sin causa, pide que se acabe la guachafita.

La Porquería del siglo XXI está haciendo su parte. Conoce el libreto y lo sabe desempeñar. ¡Y, ellos, que siempre hacen el mal, lo hacen muy bien!

Guaidó y la cuerdita de la MUDa también harán muy bien su parte en la comedia.

En Venezuela salimos del descarado suceso norteamericano, para aterrizar en las payasadas criollas de siempre, con días de diferencia.

Simple: ¡el gato que muy amigo del ratón sé que arregla siempre con él, para burlarse ambos del pobre PERRO!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 6 =