Pese a crisis de salud en Venezuela Maduro envió 16 contenedores de medicinas a Cuba

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El régimen de Nicolás Maduro envió 16 contenedores de medicinas a Cuba el martes 3 de marzo, según el periodista venezolano Javier Ignacio Mayorca. El colega periodista publicó a través de su cuenta de Twitter que las Fuerzas Armadas en el estado de Vargas pusieron en marcha “un dispositivo especial” para esta operación.

“Vargas FAN [Fuerza Armada Nacional] ordenó dispositivo especial para el embarque de 16 contenedores de medicinas, donados a Cuba por el régimen venezolano. La carga estuvo pautada para el lunes 2 de marzo en un buque de la Armada de la Isla, llamado Saturno. También enviaron hojuelas de maíz, cortesía de Agrofanb”, sostuvo Mayorca.

Julio Borges, ex jefe del Parlamento y actual comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores de Venezuela de Guaidó, dando por buena la información, lamentó que, pese a la escasez que viven los venezolanos, el Gobierno envíe a la Isla los productos que necesitan sus ciudadanos.

“Todos los días mueren venezolanos por la escasez de medicinas, sin embargo, la dictadura prefiere mandar cargamento a Cuba, que ayudar al pueblo. Esto solo reafirma que Nicolás Maduro es un títere del régimen castrista, la presión internacional contra La Habana no va a parar”, expresó Borges.

El pasado mes de enero trascendió que 150 especialistas de BioCubaFarma habían tenido que abandonar sus puestos de trabajo por un recorte de plantilla. Aunque la empresa lo escondió inicialmente, se vio obligada a reconocerlo forzada por la prensa independiente, que hizo pública la noticia a través del testimonio de los trabajadores.

En un comunicado, BioCubaFarma admitió que “por la situación real con la no disponibilidad de materias primas se han disminuido los niveles de producción de medicamentos”.

Los recortes en la industria farmacéutica empezaron hace al menos los dos últimos años, provocando escasez en los analgésicos, antibióticos, medicamentos recomendados para los padecimientos cardíacos y la insulina para los diabéticos.

A principios de los años 2000, para aumentar sus importaciones Cuba impulsó la industria farmacéutica después de suscribir convenios de colaboración con el Gobierno de Hugo Chávez que anegaron la industria farmacéutica venezolana.

“Venezuela pasó de ser un mercado que apenas recibía 0,53% de las exportaciones de medicamentos que salían de la Isla en 1998, a ser destino del 97% de los fármacos producidos por laboratorios de La Habana en 2009, con lo que se convirtió en el destino casi exclusivo de sus exportaciones farmacéuticas hasta 2013”, reveló un reportaje de 14ymedio y Armando.info.

Cuba recibió en 15 años unos 2.223 millones de dólares en ingresos por ventas de medicamentos a Venezuela. Con Nicolás Maduro, la crisis económica venezolana, que ha reducido el PIB en más de un 40%, obligó a Caracas a reducir las importaciones en un 76% en los últimos cuatro años.

El pasado año (2019) fue Cuba la que envió medicamentos a Venezuela. El ministro de Salud, Carlos Alvarado, informó en febrero de 2019 de la llegada de un cargamento de 933 toneladas de medicinas y materiales médicos procedentes de Cuba, pero también de China, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y de “algunas compras directas” del Ministerio.

Alvarado explicó la pasada semana que Venezuela ha ampliado la vigilancia epidemiológica para afrontar la posible llegada del coronavirus al país, pero expertos consultados por la agencia EFE han advertido de que es el país peor preparado de la región para enfrentar la enfermedad, precisamente por la falta de medicamentos e insumos, las dificultades del sector público de salud y la falta de centros de diagnóstico.

Julio Castro y Jaime Torres, ambos infectólogos, consideran que el protocolo es insuficiente y que se requieren medidas estrictas para frenar la expansión del Covid-19 de las que Venezuela está exentó hasta ahora. “La única manera de contener al virus y evitar que se propague es con medidas muy estrictas, muy masivas, con participación de la población, autoridades de salud y seguridad que no son fáciles de implementar”, dice Torres.

El doctor no duda de que haya kits de detección en Venezuela, pero cree que lo negativo es que no haya muchos centros de diagnóstico preparados y en “las dificultades del sector público de salud, capacidad de hospitales, capacidad de prestar servicios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + quince =