Por las dudas

Editorial / Venezuela RED Informativa

Nadie en su sano juicio puede tomarse en serio ningún tipo de ejercicio electoral de cualquier forma o nivel con esta gentuza que aún controla el poder en Venezuela.

Lo ocurrido en la Bolivia de Evo es un remedo antiguo de Venezuela, específicamente del Revocatorio de 2004. Del arreglo acordado entre Rosales y Chávez. Del triunfo por duplicado de la oposición “liderada” por Capriles. La Constituyente de los 9 millones de votos milagrosos y de las gobernaciones y alcaldías de “consolación” propiedad de Henry Ramos Allup.

Toca dejar fuera de esta “lista democrática” a la payasada de Mayo pasado entre Falcón y el Sr. Maduro. Más que elecciones, “aquello” consistió en un pésimo número de circo barato muy mal ensayado. Es por eso que un nuevo intento electoral promovido por los “Vamos Bien” sería el colmo de los colmos. O una expresión clínica y muy preocupante de la poca inteligencia que aún queda en las mentes de estos eternos compinches menores, de quienes mantienen bajo secuestro a Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =