Promesas

Editorial / Venezuela RED Informativa

Con un “me mantengo con la gente de Cuba, Nicaragua y de Venezuela en su lucha por la libertad”, Trump continúa su campaña por la reelección sin máscaras.

Y tras 4 años de presionar sin parar a la porquería del siglo XXI. A los residentes chavistas y a sus cuentas repletas de dineros robados que tratan de disfrazarse de “pobrecitos”, escondidos en Estados Unidos. De meterle fuego a la Europa guabinosa tratando de extender el único largo brazo de la justicia que pareciera existir en el planeta Tierra de hoy por hoy.

Y hasta ponerle precio a la cabeza del señor Maduro y a una buena tanda más de los malhechores que le acompañan en el gobierno.

¡A Donald J Trump se le cree!

El mito urbano de Biden/Harris destrancando el problema Venezuela, tiene la misma credibilidad del esfuerzo del partido Demócrata del Siglo XXI de legalizar la producción, venta y el consumo de marihuana en ese país. Es decir, una perversa inmoralidad para acabar con América y con todo lo que esa potencia representa y significa para el Mundo Libre.

La verdad es que ni nos interesa ni menos nos importa que este empresario irreverente, gruñón y prepotente tenga o no un doctorado en Ciencias Políticas o en Gerencia Pública. O que sea el protagonista de los chistes picantes en la ciudad de Washington.

Lo único que de verdad le tiene que ocupar a la Resistencia y al pueblo de Venezuela es que Donald Trump y a su “America First” se mantenga en el eje real de solución al pasticho político venezolano que hace muchos años el gobierno y la oposición MUDa dejaron quemar en el horno… y se termine de llevar a cabo el “trabajito”.

Todo lo demás es un asunto de PROMESAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 3 =