Propuesta de adhesión al Plan de Salvación Nacional del Movimiento Laborista

Venezuela RED Informativa

El trabajo erradica dos grandes vicios: El ocio y la pobreza”

Ante la experiencia de anteriores ensayos para lograr la necesaria unidad nacional y la carencia de otras propuestas concretas para lograr el cese de la actual crisis en el país, exponemos responsablemente ante la sociedad civil, política y el país nacional, las siguientes consideraciones:

  1. El plan de salvación nacional es una propuesta políticamente acertada, ante la extrema crisis que atravesamos. Consideramos que es una estrategia aceptable y pragmática, para rescatar el propósito de la unidad, y coadyuvar a contener el deterioro del país a través del mecanismo democrático de las elecciones.
  2. Tiene sustento, pues principalmente goza del apoyo de la O.E.A, UE y USA, en un conjunto de 50 países. Estas naciones han reiterado que su apoyo para la reinstitucionalización del país, pasa por la celebración de elecciones democráticas, justas y supervisadas por actores internacionales en toda su estructura. Concediéndole la legitimidad necesaria ante el mundo internacional.
  3. Es también una nueva oportunidad para el rescate de la confianza en las organizaciones políticas y sociales (Partidos, gremios, sindicatos, etc., no favorecidas actualmente según las estadísticas). Actuando con ética, respeto y de cara a las realidades y necesidades del país nacional.
  4. El plan en sí mismo, debe ser el protagonista y estar delante como objetivo principal en todo lo que allí se plantea. No se debe colocar el simple hecho electoral por encima de las condiciones y exigencias mínimas descritas en el plan, pues sería un remedo del pasado proceso de elecciones de diciembre 2020, catalogadas de ilegítimas y no reconocidas internacionalmente.
  5. Es imperativo y condición necesaria, que todas las organizaciones políticas y sociales legítimas que lo respaldan y apoyan: Partidos políticos, gremios, sindicatos, empresarios, clero, academia, nos mantengamos unidos detrás del objetivo descrito en el plan de salvación nacional.
  6. El tratar de jugar posición adelantada para apoyarse en el plan, más que impulsarlo, demostrara ante la sociedad venezolana que los intereses son únicamente personales y burocráticos, tal como ya se evidenció en las pasadas elecciones, y que la sociedad tiene bien en cuenta.
  7. Entre el plan de salvación y los factores políticos y sociales, debe estar el presidente interino Juan Guaidó, quien es el interlocutor válido y reconocido ante la comunidad internacional. Pero todos, incluyendo al presidente interino, debemos posicionarnos detrás del plan de salvación nacional.
  8. En el MOVIMIENTO LABORISTA no albergamos espíritus misioneros ni redentoristas, ni suponemos que por nuestra cuenta propia podamos regenerar al país. Solos, no podemos ni convencer ni imponer condiciones a nadie, debemos marchar unidos ante el enorme reto que tenemos por delante, por lo que consideramos que este paso no solo es necesario sino fundamental en el difícil y definitivo camino que hemos de transitar, hacia la reconstrucción.
    César Guillén Citterio Froilán Barrios Nieves
    Secretario General Nacional Presidente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + ocho =