Realidades

Editorial / Venezuela RED Informativa

La deserción escolar, la huida de los maestros y el hambre en las casas de la Venezuela de diciembre de 2019, tienen desoladas a las escuelas de país. Lo mismo ocurre con las universidades, públicas y privadas, que hoy solo son pasillos vacíos con ecos del pasado.

La destrucción en Venezuela es completa e intensa. Con énfasis sobre las generaciones que nacieron en revolución. La baja ingesta de proteínas de alguna calidad, la falta de medicamentos y vacunas ya está cobrando un elevadísimo precio en vidas humanas.

Entre tanto, en ambos lados de la ecuación política del país, se “discute” sobre la crisis nacional, mientras se busca urgentemente culpables en todas partes. Los pillos de lado y lado de la acera se preparan para las navidades, mientras que las grandes mayorías nacionales se hunden cada vez más en la desesperación.

¡El país bueno tiene que reaccionar! El mal y la maldad no pueden seguir gobernando y haciendo que hacen oposición en Venezuela. ¡“Esto” tiene que cambiar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 10 =