Recordando a Petkoff a un año de su partida: Un hombre que fue amigo de sus amigos, así no tuviesen razón

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Recuerdo con admiración y afecto a Teodoro Petkoff cuando era estudiante de Comunicación Social de la UCV. Lo entrevistamos por primera vez en una práctica de Periodismo de Personalidad. Llegó bronceado (amaba ir a la playa y lucía esplendorosamente catire-catire), rozagante, vestido deportivamente, con unos bonitos pantalones blancos y una fina chemise color naranja, zapatos mocasines color marrón y dispuesto a que los estudiantes le preguntáramos lo que quisiéramos, y si no le gustaba la pregunta ¡nos salía con una de las suyas!

Teodoro a veces era simpático, conversador, brillante, sarcástico y en otras oportunidades ¡era un poco malcriado o parco! y se lo decíamos! con gracia! en su cara. Entonces, nos miraba con atención y bajaba ¡un poco la guardia! Siempre que nos encontrábamos en una fiesta de carácter político, decía que tenía un nombre de artista de cine y parafraseaba con énfasis el apellido, y nos reíamos.

Nos encantaba su personalidad y su inteligencia. Era un hombre analítico, muy culto y confiable, así no fuese “un pan dulce” todos los días. Si decía algo y lo prometía, cumplía con su palabra. Era amigo de sus amigos, aún no teniendo la razón, como lo fue de Eleazar Díaz Rangel hasta el último día de su vida.

Ambos se respetaban muchísimo y se querían entrañablemente por encima de las diferencias políticas tan abismales que tenían. Díaz Rangel era un gran defensor del Gobierno de Chávez y de Maduro, mientras que Teodoro era acérrimo enemigo de este régimen. Pero igual siempre estaban en contacto, y mucho más en los últimos tiempos, porque ambos tenían delicados problemas de salud y la muerte se los iba a llevar ambos con 6 meses de diferencia y es de destacar que Díaz Rangel, no estuvo de acuerdo con las medidas cautelares que le impusieron a Teodoro (gracias a Diosdado Cabello) de presentarse cada mes en los Tribunales y lo hizo público en el diario ÚLTIMAS NOTICIAS en su columna dominical que tenía como director del mencionado periódico.

Teodoro Petkoff Malek, también conocido como Malecz, nació en El Batey, Venezuela, el 3 de enero de 1932. Y falleció en Caracas, el 31 de octubre de 2018, fue un destacado político del país, economista y guerrillero venezolano, dirigente y miembro fundador del partido Movimiento al Socialismo (MAS), al abandonar el Partido Comunista de Venezuela a principios de los años sesenta. A su vez, fue diputado al Congreso Nacional de Venezuela en varias legislaturas.

Fue ministro de la Oficina Central de Coordinación y Planificación durante la segunda presidencia de Rafael Caldera y candidato presidencial en dos ocasiones (1983 y 1988). Fue fundador y director del diario Tal Cual, en dónde realizó un periodismo combativo y de fuertes críticas contra el Gobierno de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro.

Era Hijo de inmigrantes judíos Petko Petkov, búlgaro, e Ida Malecz (o Malek), judía polaca, tuvo dos hermanos: los gemelos Luben Petkoff y Mirko Petkoff, el primero se hizo comandante guerrillero.

Teodoro era graduado de Economista (Cum Laude) en la Universidad Central de Venezuela (UCV), de cuyo Centro de Estudiantes fue presidente en 1960. Ingresó en el Partido Comunista de Venezuela (PCV) en 1949, en él alcanzó posiciones de dirección en el Buró Político.

Actuó en la resistencia estudiantil contra la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez junto a sus hermanos y su primera esposa Aurora Martínez. En este periodo fue detenido, por breve tiempo, en tres ocasiones.

Fue guerrillero de las FALN como Comisario Político, en el comando de Douglas Bravo. Durante el periodo de la lucha armada urbana contra el gobierno del presidente Rómulo Betancourt utilizó los seudónimos “Roberto” y “Teódulo Perdomo” y luego combate en las montañas de Falcón, Portuguesa y Trujillo, junto con Douglas Bravo y su hermano Luben.

Fue detenido en tres ocasiones, la primera vez el 19 de marzo de 1963, fugándose el 29 de agosto, descolgándose del séptimo piso del Hospital Militar, adonde había sido trasladado después de fingir enfermedad, ingiriendo, para la treta, medio litro de sangre humana. Luego, del 15 de junio de 1964 al 7 de febrero de 1967, fecha en la que, junto a Pompeyo Márquez y Guillermo García Ponce, se fuga del Cuartel San Carlos por medio de un túnel que había sido construido de afuera hacia adentro. La tercera y última fue en marzo de 1969. Cuarenta días después fue liberado bajo la política de pacificación de Rafael Caldera.

Dejó el PCV junto con varios disidentes para fundar en 1971, el Movimiento al Socialismo (MAS) de tendencia socialdemócrata, siendo uno de los miembros más influyentes del mismo.

Fue diputado en varias legislaturas por este partido, además, candidato presidencial en las elecciones de 1983 por su partido el MAS y apoyado por el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) obteniendo el 4,17% de los votos, quedando en tercer lugar.

Lo volvió a intentar con el apoyo de los mismos partidos en la campaña de 1988: en esta ocasión volvió a quedar en tercer lugar recabando 2,17% de las papeletas. Decidió postularse a la Alcaldía de Caracas en los comicios municipales de 1992, pero fue derrotado por Aristóbulo Istúriz.

En las elecciones presidenciales de 1993 no se presentó, en su lugar apoyó al expresidente social cristiano Rafael Caldera que había abandonado su partido Copei y fundado otro denominado Convergencia, y quien también contaba con el apoyo de muchos partidos de izquierda, incluyendo al propio Movimiento al Socialismo. Caldera resultó vencedor e integró, en 1996, a Petkoff en su gabinete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 13 =