Reglas de reapertura desde este lunes en Miami-Dade: mascarillas y test a empleados

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Todo el que regrese a trabajar este lunes 18 de mayo tendrá que usar una mascarilla o un escudo facial para cubrirse la boca y la nariz, y los negocios deberán hacerle pruebas diagnósticas al personal, y llevar a cabo una limpieza profunda del lugar si un empleado da positivo al covid-19.

Estos son apenas dos de los decretos de la orden que el viernes 15 de mayo por la noche emitió el alcalde del Condado Miami-Dade Carlos Giménez, donde delimita las reglas que estarán en vigor luego que el lunes los negocios abran nuevamente las puertas.

Ambas exigencias se incluyeron en la guía de 175 páginas que Giménez dio a conocer a principios de esta semana. Las reglas se dieron a conocer antes del levantamiento del cierre de emergencia que Giménez ordenó en marzo y donde se cerraron todos los negocios que no se consideraban esenciales.

En la orden que se emitió el viernes 15 se señala que a las 12:01 a.m. del lunes 18 de mayo, todos los negocios pueden reabrir sus puertas, excepto de los que aparecen en una lista donde se incluyen hoteles, bares, pubs, clubs, gimnasios, salas de cine, teatros y salones de masaje.

La guía titulada “Nueva Normalidad” que se presentó el miércoles contempla una serie de reglamentos que habrá que seguir a partir de este lunes 18 de mayo.

La guía se convirtió en ley después que Giménez firmó la orden durante las ocho semanas en que el condado estuvo en estado de emergencia. Los comisionados del condado deben aprobar los decretos en sus reuniones regulares, y la junta se reunirá de nuevo el martes.

La orden de Giménez señala que todo el mundo en un negocio al que se le permitió volver a abrir, ya sea un cliente o un trabajador, debe usar una mascarilla o un escudo para cubrirse la boca y la nariz. En la orden se dice que esta exigencia abarca también a los aeropuertos, lo que significa que los pasajeros del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) también deberán usar mascarillas o escudos faciales para cubrirse la boca y la nariz. Hay algunas excepciones para aquellas personas que realizan actividades que pueden cansar, así como las personas con problemas respiratorios, y niños menores de dos años.

La orden también exige que los negocios deben cerrar si un empleado o un contratista que trabaja en el lugar arroja positivo al covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus. El cierre estaría en vigor durante el tiempo que haga falta para limpiar el local y hacerles pruebas diagnósticas a todos los empleados, según la orden.

 Si esto no es posible, entonces el negocio debe permanecer cerrado 14 días. La orden indica que la limpieza y los exámenes de detección se limitarán al suelo o a la estructura donde el empleado infectado trabajó.

A las compañías no se les requerirá examinar a los empleados de forma regular, solo si se les recomienda implementar un programa de pruebas para trabajadores considerados de “alto riesgo”.

Las reglas de reapertura de Miami-Dade coinciden con las de la Florida, donde muchas de las restricciones estatales que impuso el gobernador Ron DeSantis se están aliviando. Las reglas incluyen el levantamiento de la prohibición para cerrar los gimnasios comerciales, aunque esta restricción permanecerá en efecto en los condados Broward y Miami-Dade.

“El problema con los gimnasios es que hay muchos contactos físicos y muchas personas”, le dijo Giménez a la prensa el viernes. “Y es muy difícil controlar eso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + diez =