Riesgos al separarse de la Policía Nacional Bolivariana o cualquier otro órgano de fuerzas especiales en Venezuela

William Jiménez Gaviria* / Venezuela RED Informativa

Mientras estamos transcribiendo este artículo, huye del suelo patrio, cruzando la frontera colombiana, el exfuncionario policial, Jesús Antonio Sánchez Martínez, junto a su esposa e hijo, han asumido todos los riesgos, pues en tan solo horas de haber puesto su cargo a la orden, además de entregar el arma de fuego asignada, cumpliendo con las formalidades de ley, no pasaron horas para que Miguel Domínguez director de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), ordenará de inmediato la supervisión y vigilancia, en los alrededores de su residencia, contra este funcionario sin orden judicial, lo cual no se hizo esperar, con la presencia de dos vehículos grises Toyota Tacoma, con vidrios polarizados y sin placas, Sánchez Martínez conoce muy bien el costo que representa saber mucho, antes de renunciar a su carrera profesional lo pensó con meditación, pues son altos los riesgos ante la simple sospecha de fuga de información, con la ayuda de los vecinos logra resguardar a su esposa e hijo, y posteriormente logro evadir hábilmente la vigilancia del perímetro, saliendo del país sin tener otras opciones, pues su vida y la de su grupo familiar es prioridad, aún se desconoce cuál será su próxima bitácora de viaje, y este ciudadano es una suma más, que supera el aproximado de los 200 mil exfuncionarios, que hoy hacen vida en el exilio, como consecuencia de la peor crisis política, nunca antes experimentada en la Historia de Venezuela.

Se pierde la capacidad de asombro, sin ningún tipo de escrúpulos, cuando el sistema totalitarista militar, coloca en su mira, no solo a la fauna política que hoy hace vida en Venezuela, sino a los funcionarios públicos, que hoy por hoy, son el segmento que esta en la mira del régimen comunista, bajo el dominio de Nicolás Maduro, el ojo está puesto sobre los policías y militares, a la más mínima sospecha de no comulgar con la doctrina Marxista, o abandonar la complicidad, son descartables en sus filas, y las consecuencias no se hacen esperar, pues serán desaparecidos o extrañamente nos sorprenderán, en hacerle creer a la opinión pública, que lo sucedido fue un ajuste de cuentas, o tal vez hacen suponer, que el funcionario fue víctima del hampa común.

Ig: @fuerzapublicave

Twitter: @F_P_en_Exilio
@williamjimenezg

fuerzapublicaenelexiliovzla@gmail.com

*Abogado, especialista en derecho penal, experto en investigación criminal y forense y en inteligencia política

Exfuncionario policial Jesús Antonio Sánchez Martínez, junto con su esposa e hijo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + tres =