Rusia desafía a USA y sirve de escudo económico al régimen de Maduro

Después de que dos aviones militares rusos aterrizaron cerca de Caracas el pasado mes de marzo, la administración Trump lanzó advertencias sobre los vínculos del presidente Nicolás Maduro con el Kremlin.

Sin embargo, la preocupación creció en la Casa Blanca cuando se informó que un barco de Rosneft llegaba a las aguas de la costa caribeña de Venezuela con soluciones diluyentes para el petróleo.

“Las relaciones entre Rusia y Venezuela son excelentes”, dijo en una entrevista Alexey Seredin, ministro consejero de la Embajada de Rusia en Caracas. “En este momento, estamos trabajando para fortalecer la cooperación”.

Moscú está enviando personal y equipo militar a Venezuela y lo está haciendo para aliviar un poco las sanciones que le ha impuesto Estados Unidos. También está enviando crudo venezolano a India para su procesamiento.

El Kremlin está preparado para abastecer a Venezuela de trigo y enviar asistencia médica. Este mes, Venezuela también anunció la apertura en Moscú de una sede regional de Pdvsa, su gigante petrolero estatal.

La próxima semana, dijo Seredin, una importante delegación del gobierno de Maduro llegará a Moscú para negociar inversiones rusas en los sectores de minería, agricultura y transporte de Venezuela.

Apoyo militar
Seredin agregó que la llegada de 99 militares rusos el 23 de marzo fue parte de un esfuerzo por apoyar el aparato de defensa de Maduro, que incluye aviones de combate Sukhoi y sistemas antiaéreos comprados a Rusia.

En un evento televisado el pasado viernes, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, inauguró un Centro de Simulación de Vuelo de la Fuerza Armada para los helicópteros rusos.

“Este centro, y lo decimos con humildad, sólo se puede encontrar en Venezuela y Rusia”, expuso.

También reveló los planes para instalar un simulador ruso Sukhoi MK2 en la ciudad venezolana de Barcelona, e insistió en que pronto se abriría una planta para producir rifles rusos en Maracay.

Relación USA-Rusia
En lo que parecía ser un gobierno de Trump mucho más cercano a Rusia de lo que fueron administraciones pasadas, parece ser que el tema de Venezuela se está convirtiendo en un tema muy conflictivo entre ambas partes.

El pasado viernes, Trump dijo que es probable que pronto hable con Vladimir Putin y el presidente chino, Xi Jinping, sobre Venezuela.

El asesor de seguridad nacional John Bolton dijo que la “introducción de personal y equipo militar ruso en Venezuela” los considera como un acto “provocativo” y una “amenaza directa a la paz y la seguridad internacional en la región”. Fuente: El Economista / Gráfica: Cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =