S.O.S. – Latinoamérica – Liderazgo Regional

César Guillén Citterio / Venezuela RED Informativa

Diálogo entre nosotros, la gente común

La terrible situación económica agravada por los efectos de la pandemia, obliga a los gobiernos democráticos de América Latina y el Caribe, a explorar objetivos comunes que oxigenen y den respuesta a la tragedia que destruye la condición de vida de más de 600 millones de ciudadanos. En un contexto diferente al modelo progresista que retorna con su carga de frustración ideológica.

Es urgente el surgimiento de nuevos líderes que trasciendan sus fronteras nacionales con una visión global, sin ataduras ni complejos, que nos ayude a superar esta situación que nos condena a la miseria. Una imagen que impide mostrarnos como naciones confiables, en un ambiente que se agrava, pues la inversión económica internacional estará destinada a su propia recuperación.       

Ciertamente, hay muchos países abiertos para el lavado del dinero sucio de la droga y de la corrupción latina, nuestros mejores productos de exportación. Por eso hay que contener el avance de la ignorancia y la pobreza, caldo de cultivo de las aberraciones ideológicas y del dinero producto de la delincuencia. Hacer a un lado nuestras creencias, e impulsar la educación para el trabajo productivo.

Emprender una reorientación profunda y severa en la conducción política de nuestra región. Orden y disciplina, rigor en las leyes democráticas, evitar la etnocracia, el socialismo y la burocracia. La libre iniciativa debe ser el eje de la acción económica y no el Estado. Impulsar una industria regional vigorosa, productiva y sin fronteras, libre de nacionalismos. Revisar la invasión sin control de culturas religiosas y económicas, excluyentes, sectarias y ajenas a la idiosincrasia mayoritaria de la región.

Abrirse sin miedo a la globalización. Dejar a un lado la charlatanería de construir modelos comunitarios y la de estar predestinados a erradicar el capitalismo, tal como afirma el fracasado de Evo Morales “ahora los indios destruirán a los gringos”. Convertirnos simplemente en naciones responsables, laboriosas y productivas. Más poder para los trabajadores y defender la economía privada nacional e internacional. Las sociedades pueden dar traspiés, pero nunca retroceder. China olvidó a Mao y Rusia a Lenin, esperemos que estos pendejos se olviden de Castro y el “Che”.

FEDEPETROL-CARABOBO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − uno =