Senadores de USA Bob Menéndez y Dick Durbin sostienen que CNE nombrado por AN de Maduro “carece de credibilidad”

Alexander Arredondo / Venezuela RED Informativa

Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos y Dick Durbin, senador demócrata, aseguraron a través de un comunicado que la designación de los nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Venezuela carece de credibilidad.

En el documento los funcionarios estadounidenses reiteran “la necesidad de una decisión integral que pueda abordar la crisis humanitaria y restaurar la democracia” en Venezuela.

“Con Venezuela cayendo en picada aún más como un estado fallido, se necesita urgentemente una solución integral para abordar la crisis humanitaria provocada por el régimen y así restaurar la democracia al darle máxima prioridad a nuevas elecciones presidenciales y legislativas que verdaderamente cumplan con las estándares electorales internacionales. Es hora que la comunidad internacional forje un camino diplomático hacia este objetivo”, dice parte del comunicado.

A continuación el comunicado íntegro:

Los Senadores Bob Menéndez (D-N.J.), el Presidente del Comité de Relaciones Exteriores en el Senado, y Dick Durbin (D-Ill.) emitieron las siguientes declaraciones sobre la decisión del régimen de Maduro de instalar a una mayoría de sus partidarios en al Consejo Nacional Electoral de Venezuela:

En los últimos meses, los Estados Unidos y otras naciones democráticas han rechazado rotunda y repetidamente las elecciones legislativas fraudulentas del régimen de Maduro, así como la consiguiente Asamblea Nacional ilegítima y sus acciones. Como se temía, el desmantelamiento de la última institución democrática de Venezuela le ha proporcionado al régimen nuevas formas de impedir elecciones libres y justas mediante la instalación de una mayoría de partidarios del régimen en una comisión electoral que carece de la credibilidad necesaria desde su inicio.

Con Venezuela cayendo en picada aún más como un estado fallido, se necesita urgentemente una solución integral para abordar la crisis humanitaria provocada por el régimen y así restaurar la democracia al darle máxima prioridad a nuevas elecciones presidenciales y legislativas que verdaderamente cumplan con las estándares electorales internacionales. Es hora que la comunidad internacional forje un camino diplomático hacia este objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 7 =