Sidor es otra ruina de la revolución bolivariana

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

8.000 trabajadores de Sidor piden su intervención porque los están despidiendo, ellos aspiran justificadamente el reenganche, pero la producción de la empresa que fue nacionalizada por Chávez en 2008, según las fuentes del área, está paralizada en un 90%.

Sidor produce hoy aproximadamente 1 millón 200 mil toneladas de acero, pero en el año 2007, antes que el chavismo le pusiera sus manos, producía más de 4 millones de toneladas al año.

Atrás quedó el récord de producción de 4,3 millones de toneladas en manos del grupo Techint y hoy las 2.800 hectáreas de Sidor, parecen una ciudad fantasma, porque están silenciosas del ruido industrial.

La fábrica de acero más grande de Venezuela, identificada como la «Joya industrial del Caribe»,no enciende sus hornos como antes y en sus enormes patios, miles de tubos amontonados están para la venta, o para ser utilizados en cualquier cosa.

El declive productivo surgió por la ausencia de inversiones; por una alta gerencia sin formación ni experiencia técnica en procesos productivos; por insuficiente materias primas e insumos y por la restricción de energía eléctrica y gas natural.

Todo lo anterior así como la partidización política y la desprofesionalización de técnicos y especialistas del sector, entre otros, hicieron de Sidor un reflejo más, de lo que ocurre en todas las empresas que Chávez nacionalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =