Siempre nos repetimos

Editorial / Venezuela RED Informativa

Venezuela se derrite a oscuras, sin combustible ni comida, mientras que la NARCOTIRANÍA paga sus cuentas a la República Islámica de Irán con lingotes del oro del Banco Central.

Los “arreglos” comerciales con Teherán pasan los envíos de unos cuantos buques cargados con gasolina, armamento de mala muerte y mucha “asesoría” traducida del farsi al castellano por el señor El Aissami en persona. El enlace entre la Guardia Revolucionaria Islámica y Hezbollah, el brazo terrorista de la política exterior de aquellos dementes, funciona.

“Eso” es parte fundamental de las juntas de este gobierno. Nada mejor para invisibilizar el grueso de las tropas de ocupación cubanas regadas por todo nuestro país. Así se mejora y posibilita más parte del trabajo de la campaña Biden/Harris, con sus cuentos chimbos sobre la autodeterminación de los pueblos del hemisferio y del respeto a los diferentes estilos y formatos de “democracia” que practican muchos de los países más atrasados y nefastos del planeta Tierra.

Total: ¡hay bandidos en todos lados! Así, aún cuando Venezuela comienza a arder entre llamas y protestas callejeras por sus cuatro costados, la atención mundial pareciera estar concentrada en la reapertura de varios aeropuertos del mundo, las elecciones en Norteamérica y a los nuevos horarios de atención al público de los bancos en Europa.

Seguimos solos. Venezuela nuevamente lucha en contra de la tiranía y del horror sola. De eso sabemos, y bastante. Hace algo más de 200 años nos tocó igual. Y también salimos de aquellos malnacidos. En “eso” también los venezolanos Siempre nos Repetimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + nueve =