Solicitan a Bachelet que intervenga por 200 militares presos en pésimas condiciones

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

La ONG Justicia Venezolana dedicada a la Defensa de los Derechos Humanos solicitó públicamente este miércoles 19 de junio, fecha en la que Michel Bachelet, Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, quien arribó en horas de la tarde a Venezuela, que intervenga para solucionar las condiciones deplorables de los militares privados de libertad en el país, las cuales les han acarreado múltiples enfermedades, problemas de desnutrición por muy mala alimentación y otros tantos problemas de las cuales padecen no solamente los militares presos por el Gobierno de Nicolás Maduro, sino en general todos los presos políticos de Venezuela.

En esta solicitud pública a Michel Bachelet, estaban en nombre de los militares privados de libertad, familiares del comandante Henry José Medina (1er Curso de Cazadores) quien ha expresado que los militares deben rescatar su condición apolítica y no deliberante. También el general Héctor Hernández Da Costa y el coronel GN Zambrano Hernández, entre otros.

Leonela Difurt, esposa de uno de los militares privados de libertad, señaló que los oficiales están en un limbo actualmente, porque no los mencionan ni afectos al gobierno, ni los grupos de la oposición, y que por lo menos al exigir algunas liberaciones de presos políticos civiles, que incluyan a los militares detenidos:” Cuando ha habido algunas negociaciones, solo salen algunos presos políticos civiles y a los militares no los sacan bajo ningún concepto. No sé por cual razón”.

Se señaló, por ejemplo, que muchos de estos militares presos por razones políticas, habían tenido un recorrido impecable en las Fuerzas Armadas y que estaban detenido solo por pensar distinto, como era el caso del teniente coronel Henry Medina, que ya tiene año y medio en la cárcel de Ramo Verde.

Lilian Camejo, presidenta de la ONG Justicia Venezolana expresó que hay más de 200 militares presos en el país y muchos estaban ubicados en la Cárcel de la Pica, la de Santa Ana, la de Ramo Verde en el Estado Miranda, calabozos del DIGESIM y del SEBIN, en las cuáles las condiciones de salubridad, hacinamiento y de alimentación eran PRECARIAS, que no cumplen con los estándares internacionales que deben tener las personas privadas de libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =