’Tan muy leguleyos

Editorial / Venezuela RED Informativa

Hay que meterse a chavista para tratar de comprender a los europeos del siglo XXI. Su pensamiento internacional “nuevo” es torpe y muy pesado.

Miremos. La Unión Europea (UE) suelta una nueva ronda de sanciones sobre los mismos malvivientes de siempre del régimen de Caracas. Con la justificación más que refrita del “caso”: no reconocen los dos eventos electorales que datan de dos años atrás. Es decir, esta vez no aceptan los embustes de siempre cuadrados por el NARCORÉGIMEN para darle una capita aguada de democracia a las paredes de la desconchada Venezuela.

Por cierto, las mismas sanciones sobre los mismos pajaritos de siempre. Sanciones sobre los mismos funcionarios venezolanos, a quienes se les permite aterrizar con toda confianza en el aeropuerto de Barajas en Madrid, bajarse de un avión con bandera turca, carretear un montón de maletas misteriosísimas hacia no-se-sabe-dónde, y ser recibidos a medianoche por el alto gobierno español. Hablamos de los mismos fulanos de siempre.

Total, todo lo demás es colorario y mucho del día después. Porque la noticia solo se ha convertido en la expulsión de la Embajadora de la UE en Caracas, y, desde luego, en la solicitud de retiro de la embajadora del chavismo en Bruselas, a la misma velocidad en que espabila un loco por parte de los muy “ofendidos” europeos.

Así que, de una nueva entrega del “show de los micrófonos” con que nos tiene aburridísimos la porquería del siglo XXI, la cosa no pasó a mayores. Sigue poco claro cuál será el verdadero valor agregado para la recuperación de las libertades en Venezuela que aporta una Europa que dice mucho y no hace nada. O que hace mucho y no dice nada.

Pero lo cierto es que, a casi dos años después de la última comedia electoral del señor Maduro, Bruselas reacciona. ¡Increíble!

Vista así las “cosas”, ¿qué tiempo le llevaría a Europa desconocer a Joe Biden y a su equipo de Fenómenos que hoy “controlan” Norteamérica por las mismas razones que emplean ahora para meterse con la “democrática” Venezuela?

El NARCORÉGIMEN de Caracas, que baila al son del danzón que en compases de política exterior le tocan desde La Habana, sabe que todo “esto” es cuestión de tiempo. Tiempo que les favorece cada día más y más a ellos.

Porque al final del día, Biden y sus Fenómenos son tan “legítimos” como el señor Maduro y sus secuaces. Todos tienen el mismo origen. Todos ellos comparten el mismo apellido: ¡Smarmatic!

En serio: ¿los europeos van a seguir repitiendo el mismo cuento de nunca acabar?

¡’TAN MUY LEGULEYOS!

2 thoughts on “’Tan muy leguleyos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =