Tarek no tiene cualidad para actuar ante la Corte Penal Internacional

Carlos Ramírez López / Venezuela RED Informativa

Señor Fiscal de la Corte Penal Internacional Dr. Karim Khan

Señores Jueces de la Sala de Cuestiones Preliminares 1

Cumplo con formularles denuncia pública sobre una grave irregularidad que está ocurriendo en el trámite del caso Venezuela 1, se trata de lo siguiente:

Cuando se creó la CPI mediante el Tratado denominado “Estatuto de Roma” se instituyó la forma como los Estados Parte se comunicarían con ese tribunal. Esto aparece determinado en el artículo 87.1 a), y allí expresamente se dispuso que eso se debería hacer “vía diplomática o por cualquier otro conducto adecuado que haya designado cada Estado Parte.” El gobierno de Venezuela designó para eso a una funcionaria específica que fue Haifa el Aissami lo cual consta en Gaceta Oficial 39.589 del 7 de enero de 2011 donde le asignó el título de “Embajadora” ante la CPI, cargo que ejerció muy activamente hasta que en fecha reciente Nicolás Maduro la sustituyó por Gladys Gutiérrez según consta en Gaceta Oficial 42.110 del 21 de abril del 2021. De manera que esta otra persona que viene ejerciendo esa representación del país ante dicho tribunal, Tarek William Saab, es un intruso, no es el conducto legal para ello, y la afiebrada actividad que viene realizando respecto al proceso que allí se adelanta denominado “Venezuela 1” es una intromisión indebida que viola el referido dispositivo del Estatuto de Roma por lo que debe ser rechazado “in limine” por no ajustarse a la regla específica que para ello se estableció y que constituyen una usurpación de funciones que no debe ser permitido.

El cargo ha estado en pleno ejercicio

Ni siquiera podría alegarse que el cargo específico creado para la relación de Venezuela como Estado parte y esa CPI decayó por inactividad pues la citada Haifa el Aissami -quien lo ejerció hasta hace pocos días- aparecía activándolo constantemente, incluso hizo un discurso en nombre de Venezuela ante la XII Sesión de los Estados Parte de la CPI a título de “Jefe de la Delegación de la RBV en la XII Asamblea de Estados Parte” y hasta hace poco aparecía constantemente en actos oficiales del Organismo y compartiendo con la anterior Fiscal Fatou Bensouda

Ver discurso:
https://drive.google.com/file/d/1RO08J-9yH5XFxR6TYFJKEfTTbQVi9xC7/view?usp=sharing

Tarek Wiliam Saab y la representatividad legal

Tampoco está entre las atribuciones que en el derecho interno se confieren al fiscal del ministerio público la de ejercer representación ante organismos internacionales, y esto sin mencionar el hecho de que Tarek William Saab accedió a ese cargo de fiscal de manera ilegítima violando ese mismo derecho interno, por nombramiento que el 5 de agosto de 2017 le hizo un órgano espurio como lo fue la fallida y nunca reconocida por nadie Asamblea Constituyente de entonces. Por sus actuaciones criminales la Unión Europea, Suiza, Canadá, Colombia y Estados Unidos le han dictado sanciones por “socavar la democracia en Venezuela”.

Se está violentando la Normativa del Estatuto de Roma

Tampoco en el derecho interno el fiscal del ministerio público tiene atribuidas funciones de representación internacional. De manera que habiendo sido nombrada una persona específica para mantener relaciones entre la CPI y Venezuela en atención a la antes citada norma específica y expresa del Estatuto de Roma, mal puede aceptarse que Tarek William Saab asuma esas relaciones. Eso es anarquía.

De lo anterior se desprende que todas esas actividades que afiebradamente viene realizando este señor Tarek William Saab ante la Fiscalía en primer lugar, y ante la Sala de Cuestiones Preliminares después, no solo son nulas sino que es una irrupción indebida en un proceso judicial investido de tanta seguridad protocolar. No se puede entender como es que tan grosera irrupción haya sido tolerada, máxime cuando este personaje además es uno de los principales actores del genocidio que se viene denunciando ante las autoridades de ese tribunal. Él tiene que responder como cómplice de esos crímenes en la permanente actividad que despliega validando detenciones arbitrarias y omitiendo el deber de investigar, de llevarlas ante la jurisdicción interna y de litigar por los correspondientes castigos. Ese es su específico radio de acción que no cumple en obsequio de la impunidad de los crímenes que vienen ocurriendo por años en Venezuela.

Tarek William Saab es parte en la investigación, pero como genocida

Según el anuncio que hizo la fiscal saliente Fatou Bensouda en su actividad preliminar, hay indicios de la comisión de los delitos de competencia de la Corte por lo que solicitó a la Sala 1 de Cuestiones Preliminares que autorizara la apertura formal de un proceso de investigación penal. Lógica y consecuencialmente ese pronunciamiento conlleva que las autoridades que ejercen el poder judicial y el de investigación en Venezuela no han cumplido con el deber de investigar, juzgar y sancionar los crímenes que se han denunciado, y que ha sido del conocimiento público. Fiscal que no investiga ni persigue el delito se hace cómplice de ellos. O dicho de otra manera, la activación de la competencia de la CPI en base al principio de complementariedad se asienta sobre la base de la complicidad de las autoridades que a lo interno tienen esa competencia y no la ejercen.

Él forma parte de la cadena del crimen

Esto demuestra que Tarek William Saab -entre otros- forma parte de la cadena de mando, de la cadena de la impunidad ante esos crímenes y lo que es peor aún, de la perversa actividad de simular que hay debida investigación y proceso judicial. Él frecuentemente realiza puestas en escena en ese sentido y manda a la cárcel a personas que nunca mas tienen acceso al sistema de justicia, pasan años privados de libertad, y cuando eso trasciende como ahora mismo está ocurriendo, los llevan en rebaños ante falsos jueces -porque en Venezuela tampoco hay un poder judicial real sino jueces improvisados que escogen entre los adeptos al régimen- ofreciéndoles medidas de libertad provisional -casa por cárcel- a cambio de declararse culpables, una extorsión en masa es lo que se viene ejecutando. Y ese sujeto Tarek William Saab partícipe de tal horror es el que va a la CPI en nombre del país a pedir debido proceso, trámite justo para sus socios del crimen.

Tarek William Saab es otro criminal de Lesa Humanidad

No hay que ir muy lejos para percatarse de la calidad representativa de Tarek William Saab como Fiscal de Venezuela pues se trata de un escandaloso caso sobre el que ha recaído protesta mundial. Solo hay que colocar en el buscador de internet este enlace: https://es.wikipedia.org/wiki/Tarek_William_Saab Allí se describen todas las barbaridades ejecutadas por el régimen que encabeza Maduro en función de destruir los restos de democracia que venían quedando, allí puede verse como accedió este Tarek William Saab al cargo para proteger a los autores de los crímenes gubernamentales.

Tarek desmanteló el aparato establecido para investigar

En ese enlace antes copiado pueden leerse dos párrafos informativos sobre las actuaciones de Tarek que a continuación se copia textualmente: “El ACNUDH también señaló que en agosto de 2017 el fiscal general había destituido a varios de los integrantes de la Dirección de Protección de Derechos Fundamentales del Ministerio Público, cuya función es investigar las violaciones de los derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad. El fiscal general desmanteló la Unidad Criminalística Contra la Vulneración de Derechos Fundamentales creada en 2014 para recolectar pruebas forenses en los casos en que miembros de las fuerzas de seguridad fueran acusados de haber cometido violaciones a los derechos humanos, la Directora de esa unidad y varios de sus expertos forenses habrían huido del país tras recibir amenazas de muerte, según se lee en el informe. Como resultado de lo señalado anteriormente, el Ministerio Público habría perdido su capacidad para realizar exámenes forenses independientes en casos de violaciones de derechos humanos cometidos por miembros de seguridad del Estado.”

“El 22 de junio de 2018, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), publicó un informe denominado Violaciones de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela: Una espiral descendente que no parece tener fin, en el cual señaló que desde que William Saab fue designado como Fiscal General en agosto de 2017, las investigaciones contra efectivos de seguridad por la comisión de crímenes de lesa humanidad había disminuido. En el informe, el ACNUDH señaló que la nueva política interna dentro del Ministerio Público bajo la gestión de William Saab, era que toda investigación relacionada con un agente de seguridad debía ser aprobada personalmente por el Fiscal General, lo cual influía negativamente en la independencia de los fiscales. También se lee en el informe, que en algunos casos, los fiscales fueron despedidos o separados de los casos, como ocurrió con la fiscal que investigaba la muerte de Rubén González, presuntamente asesinado de un disparo de bala de la GNB el 10 de julio de 2017, fiscal que fue retirada del caso cuando estaba a punto de interrogar a los agentes de la GNB presuntamente implicados en el homicidio”.

Llamado urgente a las autoridades reconocidas internacionalmente como legítimas (asamblea nacional-Guaidó)
Hace tiempo se les viene pidiendo que pongan atención a este tema, que se hagan presente en la CPI y en su fiscalía, que busquen ser escuchados, que se desarrolle una actividad diplomática ante esos sesenta países que les reconocen transmitiéndole las preocupaciones venezolanas para que ese proceso no sea obstruido, que junto a los que nos apoyaron con la remisión de la denuncia intervengan, que no dejen el campo libre al régimen que sí se está ocupando con mucho interés y dedicación en el caso, que pidan reunirse con el Fiscal Karim Khan para plantearle este tema que estoy denunciando. Que de manera urgente se tramite con alguno de los países que han formalizado denuncia contra el régimen de Maduro por ante la CPI, cuando menos con Colombia, esta queja directamente ante el Dr. Khan y ante la Sala de Cuestiones Preliminares 1.

@CarlosRamirezL3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + diez =