Terrorismo de Estado: Las perversiones de un régimen psicópata y brutal como el de Maduro

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El capitán de Corbeta, Rafael Acosta Arévalo fue asesinado de manera brutal y con un total sadismo. La necropsia de ley practicada al cadáver del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, determinó como causa de muerte “edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda, debido a rabdomiolisis por politraumatismo generalizado”.

Estos son algunos de los hallazgos médico legales en el cuerpo del Capitán de Corbeta, Rafael Acosta Arévalo: 16 arcos costales fracturados, 8 de cada lado, las 3 primeras y la última en buen estado, de ambos lados. Fractura de tabique nasal, excoriaciones en hombros, codos, rodillas, hematomas en el muslo cara interna, ambas extremidades.

Lesiones (similares a latigazos) en espalda y muslos parte posterior, un pie fracturado, múltiples excoriaciones y signos de quemaduras en ambos pies (se presume electrocución). Y las lesiones orgánicas que conllevan las torturas a las cuales fue sometido que incluyen bazo, hígado, riñones y por supuesto pulmón, ya que le fracturaron las costillas.

Cuentan, que los funcionarios del DGCIM (Dirección General de Contra Inteligencia Militar) tenían listo el set de grabación para obligar al capitán de corbeta Acosta Arévalo a prestar declaraciones falsas. Las declaraciones o indicaciones del psiquiatra psicópata del gobierno, el ministro de Comunicaciones Jorge Rodríguez (versión nazi de Joseph Goebbels en el genocidio de Hitler) señalaban que tenían 54 horas de videos para demostrar que los máximos líderes de la oposición en Venezuela planeaban asesinar a Maduro.

Los días y las horas pasaron y como no tenían los videos incriminatorios con un guión hecho por los miembros del G2 cubano y Acosta Arévalo no decía las mentiras que el Gobierno de Maduro y de Diosdado Cabello necesitaban ¡en sus mentes muy terroríficas y enfermas! iniciaron sus perversiones para obligarlo a decir lo que querían grabar.

Usaron un tobo de excrementos humanos. Le fracturaron los tobillos y le clavaron 6 agujas en la nariz y lo mantuvieron amarrado desde los pies hasta la cabeza por 4 días seguidos. Le metieron la cabeza en el tobo de los excrementos de todos los presos políticos. Y el pobre y MÁRTIR capitán lo soportó. Después lo llevaron a una sala y le quitaron toda la ropa. Le amarraron alambres en sus orejas, los dedos de los pies y manos, así como en sus partes íntimas. Lo amenazaron con activar la electricidad si no cooperaba para la filmación de esos videos, pero el Capitán ya estaba decidido a no dejarse obligar a hacer nada.

Uno de los guardias, llamó por teléfono a su superior, y este le dijo que activaran la electricidad cada 10 minutos hasta lograr del capitán lo que deseaban escuchar, según lo indicado por el psiquiatra psicópata del gobierno que hace la llave perfecta de la maldad con Diosdado Cabello y Nicolás Maduro.

Tras 40 minutos de torturas con electricidad, el capitán ya no podía responder, así fue que lo llevaron en muy mal estado a los tribunales militares el viernes 28 de junio. Obviamente la Audiencia, fue diferida ante el mal estado físico del capitán y la juez ordena que sea atendido médicamente. Lo llevan al “Hospitalito” del Fuerte Tiuna, antes de desmayarse dos veces en su traslado. No había ningún equipo médico para asistirlo y a la 1 de la madrugada del 29 de junio ¡fallece!

Este gobierno asesino y descarado en sus mentiras, luego del informe publicado este jueves 4 de julio por Michelle Bachelet, Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, en la persona del canciller Jorge Arreaza, uno de los cínicos más cínicos del gobierno, con su cara de ¡yo NO fui!, el yerno del Diablo mayor que está en el mismo infierno, como lo es Hugo Rafael Chávez Frías, dijo por la tangente: “Repudio de manera categórica a EE.UU. ante acusaciones de violación a Derechos Humanos… el Gobierno de Estados Unidos actúa con cinismo, tomando en cuenta que, aún y cuando es el mayor violador de derechos humanos de la historia, se permite hacer señalamientos en contra del Estado venezolano, acerca de casos en los que el sistema de justicia ha actuado de inmediato, con diligencia y firmeza, para sancionar a cualquiera que resultara responsable durante el desarrollo de las investigaciones…”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: