Todo indica que en “esto” hay gato encerrado

Mascaritas / Venezuela RED Informativa

Acá hay muchísimos elementos “enmochilaos”. Nuevamente las declaraciones de John Bolton lo ponen a uno a pensar…En esta oportunidad “se le salió” lo de la necesidad de la confidencialidad, sobre los detalles de los “arreglos” a que se llegue en Barbados.

Muy “musiu” y casi que, en tercera persona, uno de los grandes incontinentes verbales de la administración Trump, “hace apuestas” por el éxito en los resultados que alcancen las dos bandas de hampones que se disputan el control del “Botín Venezuela”. Pero pide discreción, para que funcione la “cosa”. ¡Increíble! ¡Suavecito!

Todo indica que él “lo sabe”, su jefe lo aprueba, y el Departamento de Estado da su bendición a la maroma. No se mueve una hoja en todo el planeta tierra, que no sea advertida por la comunidad de inteligencia norteamericana. ¡Ellos lo conocen todo!

Y todo indica que a los USA la vuelta les conviene… Nada ocurre a sus espaldas…

¿Serán ideas mías? ¿Será posible que, en el reparto de la tortilla geoestratégica del hemisferio occidental, rusos, chinos y Yanquis hayan convenido una pausa al “asunto” Venezuela? ¡Digo! ¿Por razones estrictamente electorales…?

Es curioso que la Oficina Oval, de naturaleza tan de tonos fuertes y claros en el pasado muy reciente, casi que le pida de favor a los iraníes que no se excedan en las cuotas de uranio venezolano que están enriqueciendo, en sus fábricas escondidas en los sótanos ocultos de Teherán… O que le pidan, de las maneras más amables que son posibles, a los norcoreanos que se dejen de estar asustando a los japoneses, pasándoles misiles balísticos por encima de sus cabezas… Y que con el gobierno ilegitimo de Venezuela, solo muestren los dientes a través de “Nicolacito”. Le quiten la visa y no lo dejen regresar a los Parques de la Florida de por vida… ¡Qué raro, tú!

Todo indica que es “esto” hay gato encerrado. Los integrantes del circo de pulgas que están de temporada en esto de hacer oposición este año al chavismo de los últimos días, por otro lado, cada vez son más optimistas con el tema de unas muy cercanas elecciones presidenciales. ¡“Su” gran logro!

Nuestro presidente interino, Juan Guaidó, ha aumentado la velocidad y los kilómetros de recorridos a pueblos y a ciudades. Discursos. Besos a bebes y abrazos a viejitas. ¡Se mantiene en forma! ¡Está en plena campaña adelantada! ¡Va varios cuerpos por delante de Héctor! Y, ya sabemos, el que pega primero, pega dos veces. No hay duda: ¡el país está en “buenas” manos! ¡Con “estos” que nos defienden, NO necesitamos enemigos!

Por eso. Todo indica que alguien NOS negoció. Todo indica que arriba, en el Norte de la América del Norte, “alguien” se desentendió de este peo. Y le terminó de sacar el culo a la única forma real, posible y viable de extirpar a las alimañas del siglo XXI: ¡por las malas!

Todo indica que está lejos, a casi dos años en el horizonte, cualquier forma de intervención de naturaleza militar que unilateralmente los USA lleven a cabo, sobre la NARCOCRACIA que regenta el gobierno en Venezuela.

Todo indica que TODOS están jugando al quemar del tiempo. A la distensión.

A los “arreglos” negociados que difieran en meses, las únicas acciones que pueden servir para darle un giro y un camino posible de futuro a nuestro país. Todo indica que, de igual manera, nadie se ha vuelto imbécil de repente… No es que los yanquis hayan renovado su fe en la opción electoral en la Venezuela del 2019, para salir de este asunto…

Todo indica que, ahora y hasta por algunos meses después de la reelección de Mr. Trump, el lenguaje, la agenda y la política exterior norteamericana es casi que de diseño y acción edulcorada. De caramelo. Y de mucha paz y amor…

Los republicanos mueven su ficha ganadora, con la prudencia de quien baila tango, en una tienda de cristales invaluables… Todo indica que, Mr. Trump, le bajó dos a la “cosa” Venezuela. ¡Que acá nadie se equivoque! Quien montó, financia, permite y hasta vende las entradas para las funciones de este circo de pulgas que hace oposición MUD en Venezuela, son los norteamericanos. Así de facilito. Ellos quitan. Ellos ponen… Y a los “angelitos” de la franquicia MUD los sacan y los meten del baúl de los títeres, cuándo, dónde y cómo ellos quieren. ¡Y así debe ser! ¡No faltaba más! Si no, ¡te quito CITGO!

Y ponen al Senador Marco Rubio a transcribir el doble de las citas mañana, tarde y noche de los evangelios de Lucas o San Juan por Twitter y le quitan la embajada a Vecchio.

Y a Tarre y al resto de los abnegados luchadores por la democracia venezolana, que se están dando mala vida en DC, les revoco las visas y el plácet. ¡Como a los carajitos!

Si me bajas las notas, “¡me das las llaves del carro!” ¿Suena? ¡A ratos a mí sí! ¡Mira tú!

¿Es como para empezar a hablar mal de los USA a partir de este momento? ¡No, no, para nada! ¡Dios me libre! Pero, por favor: ¡tampoco me tomes por pendejo! Por cierto, ¿Alguno de los que leen todas mis estupideces… conoce, tienen un amigo, algún conocido, alguien que después de haberse gastado un realero en pasaje y en viáticos para renovar la visa o sacarla por primera vez en la Embajada Norteamericana de Bogotá, le “aprobaran” el trámite? ¿Sí? ¡Yo no! ¡Qué cosa, vale! Qué pena, pero, Todo indica que nos “jugaron”.

Que nos metieron en un cubilete y nos echaron a la “suerte” en medio de estos dos panes que hacen de 32 millones de venezolanos, una raquítica carne de hamburguesas. Todo indica que estamos en medio de una “Conjura de Tontos”. Vienen unos 18 meses duros, muy duros. Todo indica que vamos a leer y oír “de todo”.

Unos nos trataran de convencer con el “sí se puede”, por las buenas. Aunque sepamos que, mientras estás bajando la cabeza por instrucciones del “otro”, los malos son capaces hasta de secuestrarle a los escoltas a Juan Guaidó. Llevarse a un diputado con todo y carro, como raptado por los extraterrestres, y dar mil vueltas alrededor del mismo palo sin llegar a ningún lado. Otros nos hablarán de “rodilla en tierra”, “socialismo, patria o muerte” y el mismo lero/lero de los últimos 20 años… ¡Por todos lados, basura! Todo indica… ¡Qué vaina!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diecisiete =