Toma de AN responde a exigencias de Rusia y China al régimen de Maduro, según Panam Post

Alfonsina Ríos / Venezuela RED Informativa

La toma de la Asamblea Nacional(AN) venezolana sería una maniobra de Nicolás Maduro para satisfacer la exigencia de sus aliados Rusia y China para continuar contando con el apoyo político y básicamente económico de los gobiernos de esas naciones, según se evidencia en un trabajo periodístico realizado por la analista y periodista Sabrina Martín de Panam Post.

Recuerda Martin que “El mismo Gobierno de Putin dijo que esperaba cambios en el Parlamento de Venezuela para enviar asesores económicos que ayuden al régimen”. Además la elección del diputado Luis Parra como jefe de la nueva directiva del parlamento contó con el respaldo del Ministerio de Exteriores de Rusia, de acuerdo a información del Kremlin.

“Consideramos la elección de una nueva dirección del Parlamento como el resultado de un proceso democrático legítimo, que propicia el retorno de la lucha política venezolana a la constitucionalidad”, señaló la cancillería rusa en un comunicado.

Con la presencia de un Presidente interino en Venezuela, reconocido legítimo por más de cincuenta países en el mundo, Rusia y China se han visto obstaculizados para dar asesoría económica al régimen de Nicolás Maduro, así como para realizar algunas inversiones, motivo por el cual, los aliados del chavismo le habían exigido un “Parlamento sin Guaidó”, cita la periodista de Panam Post.

“Putin y Maduro estarían buscando «formas legales» para controlar PDVSA a través de la estatal rusa Rosneft sin que sea tomado como una privatización, pues se necesita la aprobación de la Asamblea Nacional de Venezuela. Quizás ahora, con la reciente jugada de diputados presuntamente vendidos, Putin y Maduro moverán sus piezas”, reseña Panam Post.

En la misma dirección actúa China, que tiene grandes intereses en el país caribeño, donde maneja refinerías y, existe la posibilidad, de incrementar las inversiones como lo anunció en 2019.

Hay muchos intereses económicos en juego en el país petrolero y muchas ambiciones de los gobiernos ruso y chino: “La semana pasada, en entrevista con la agencia Bloomberg, el viceministro de Finanzas de Rusia, Serguéi Storchak, dijo que la situación en Venezuela ‘comenzaría a cambiar a mediados de enero’. En esa entrevista el viceministro señaló a Guaidó como un obstáculo para los planes de Moscú. ‘Los funcionarios en Caracas eran reacios a implementar cambios sin el apoyo de la legislatura encabezada por Guaidó’. Si este ‘no renueva’, agregó, ‘Rusia intensificará los esfuerzos para ayudar a los funcionarios de Maduro a enfrentar la crisis económica’” detallan en parte del extenso reportaje de Panam Post.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: