Venezolanos en Bolivia: ¡Salen de una crisis para meterse en otra!

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Muchos venezolanos salieron de su país, en busca de una mejor vida y sin tantos sobresaltos, y decidieron escoger un país que creía era más tranquilo como lo era Bolivia. Pero, quedaron atrapados en medio de una gravísima crisis como la que está viviendo este país. Jamás se imaginaron que iban a revivir una situación que les recordara a Venezuela.

“Nuestro país está destruido. No tenemos esperanza de volver, pero no sabemos dónde estamos peor, si aquí o en Venezuela”, lamenta Ingrid Guillén.

Esta caraqueña quien arribó La Paz el pasado viernes 4 de octubre, un par de semanas antes de que en Bolivia se desencadenase una de las mayores crisis de su historia reciente.

Ingrid Guillén es uno de los miles de venezolanos que han abandonado nuestro país desde el año 2013, dejando atrás una Venezuela destruida por la hiperinflación, el desempleo, la inseguridad, la falta de agua, de energía y la escasez de productos alimenticios básicos y la falta de medicinas.

Llegó a Bolivia con tres niños, después de que el padre de sus hijos decidiera quedarse en Caracas. La venezolana ahora vende caramelos en el centro de La Paz, su única fuente de ingresos lejos de su tierra.

La joven mujer reprime las lágrimas mientras cuenta que su salario como asistente de un ingeniero del gobierno de Nicolás Maduro no llegaba para comprar un kilo de carne y medio cartón de huevos para dar de comer a su familia. Destaca con frustración: Un sueldo semanal en Venezuela está en dos dólares. ¿Quién sobrevive con eso?”.

No imaginaba que sus esperanzas de encontrar estabilidad se iban a ver truncadas en un país como Bolivia, líder de crecimiento económico en Suramérica durante muchos años consecutivos.

Poco después de que Ingrid Guillén llegara a La Paz, Bolivia se vio sumergida en una profunda crisis tras las denuncias de fraude en las elecciones del pasado 20 de octubre.

Una situación que desembocó el pasado 10 de noviembre en la renuncia del Presidente Evo Morales forzada por las Fuerzas Armadas, en medio de un grave conflicto que suma hasta la fecha en 33 muertos en las jornadas de protestas violentas que han sacudido a esta nación, al igual que en Ecuador, Chile y Colombia.

Dificultad para conseguir visado: Antes de que estallara la crisis, obtener un visado de trabajo ya era complicado para un extranjero. El proceso era costoso para muchos, alrededor de 400 dólares, y los largos trámites.

La llegada de un gobierno interino y la reestructuración en la Administración provocó que esa burocracia se complicara todavía más, según denuncian quienes la padecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 11 =