Venezuela durmió feliz este viernes por libertad de diputado Requesens: Casa por cárcel, igual que el país (+Video)

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El diputado Juan Requesens, detenido el 7 de agosto de 2018 por su supuesta vinculación con el intento de «magnicidio» contra el mandatario Nicolás Maduro, fue excarcelado el viernes 28 de agosto de 2020 tras dos años detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en El Helicoide.

El líder opositor Henrique Capriles Radonski, una de las cabezas de Primero Justicia, partido en el que milita Requesens, publicó un video vía Instagram en el que mostraba a Requesens fuera de la cárcel, saludando y abrazando a sus allegados momentos después de su excarcelación.

Juan Requesens estuvo 751 días detenido arbitrariamente en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional en El Helicoide

Rafaela Requesens, hermana del diputado y una de las principales activistas que impulsaron la cruzada contra el gobierno de Nicolás Maduro para exigir su liberación, se reportó vía Twitter para anunciar que su hermano llegó a casa.

La información fue dada a conocer, horas antes de la excarcelación, por el abogado del parlamentario, Joel García, quien señaló que la excarcelación representaba el primer paso para hacer justicia en el caso del dirigente de Primero Justicia, cuya inocencia fue defendida desde un primer momento.

Según se pudo conocer en fuentes extraoficiales, posiblemente también saldría de la sede del SEBIN Roberto Marrero, jefe de despacho del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, detenido desde el mes de marzo- 2019.

El 4 de agosto de 2018, durante la celebración del aniversario de la Guardia Nacional en la avenida Bolívar de Caracas, dos drones supuestamente armados habrían intentado acabar con la vida de Nicolás Maduro, parte de su gabinete y del alto mando militar.

Tres días más tarde, Maduro presentó en cadena nacional de radio y televisión presuntas pruebas de lo que el gobierno nacional califica como un intento de magnicidio, acusando de su organización al expresidente colombiano, Juan Manuel Santos.

El mandatario mostró dos sombreros de militares afectados por la explosión del dron, así como una de las metrallas con las que supuestamente fue «aliñado» el explosivo del dron que estalló frente a la tarima presidencial en la avenida Bolívar el pasado 4 de agosto.

En uno de los videos presentados por la TV estatal (Canal 8), se presentó la declaración del Sargento retirado Juan Carlos Monasterio alias “Bons”, quien ofreció detalles de cómo obtuvo los drones en Colombia e intentó cruzar hacia Venezuela, pero tuvo problemas con migraciones. Mencionando que recibió un mensaje de texto de Juan Requesens, refiriéndose a un agente de migraciones para que lo dejara pasar sin problemas con la mediación de Julio Borges.

“En varias declaraciones está señalado Julio Borges, quien vive en una mansión en Bogotá amparado por el gobierno saliente de Colombia” dijo Maduro.

Agregó que también estaba implicado Juan Requesens, «uno de los dirigentes más psicópatas que existen en la oposición», por llamar a que Estados Unidos realizara una invasión en Venezuela.

Ese día, pero más temprano, Juan Requesens ofreció un encendido discurso en la Asamblea Nacional en el que se preguntaba hasta cuándo continuaría la represión contra el pueblo.

«Qué quiere Nicolás Maduro, los militares, este Gobierno. Hemos dado todo, soportado las balas, la persecución, enterrado a nuestros muchachos por participar en una manifestación. ¿Hasta cuándo vale?», se preguntaba el parlamentario por el estado Táchira durante el debate en la AN sobre la persecución al también diputado José Manuel Olivares, quien decidió salir del país ante el acoso contra él y su familia.

“Me niego a rendirme, a arrodillarme frente a los que quieren quebrarnos la moral”. Así concluyó su intervención pocas horas antes de que fuera detenido violentamente por efectivos policiales.

Tres días después de su detención, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, presentó un video donde salía Requesens declarando su supuesta participación en el intento de magnicidio y señalaba a Julio Borges como cabecilla. Posteriormente, sus familiares y abogados dijeron que las declaraciones se habrían producido debido a una sustancia psicotrópica que le habían dado a ingerir antes de declarar.

En noviembre de 2019, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas consideró como «arbitraria» la detención del diputado Juan Requesens y exigió su liberación inmediata, además de concederle el derecho efectivo a una indemnización y otros tipos de reparación. Por más de dos años, se registraron diferimientos de audiencias, falta de atención médica, torturas, aislamiento, maltratos y vejaciones contra el legislador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =