Verdades de aliado y mentiras diplomáticas del embajador Story

Jesús Antonio Petit Da Costa / Venezuela RED Informativa

Las declaraciones del embajador Story, de Estados Unidos, han dejado claro:

1.- Que Estados Unidos y la Coalición Internacional que se ha constituido para la instauración de la democracia en Venezuela, sigue reconociendo y apoyando a Guaidó como Encargado de la Presidencia de la República.

Estamos de acuerdo. Los únicos que desconocen a Guaidó son los colaboracionistas y los ultra-colaboracionistas, que están en el bando enemigo.

2.- Que Estados Unidos y la coalición internacional que se ha constituido para la instauración de la democracia en Venezuela, desconocerán el resultado de las elecciones parlamentarias convocadas por Maduro por considerarlas ilegítimas y fraudulentas.

Totalmente de acuerdo y nos complace porque significa: I) que nuestros aliados nos piden un acto de rebeldía colectiva como la abstención activa y masiva en las parlamentarias; y, II) que, por tanto, son colaboracionistas enemigos los que participen en dichas elecciones.

3.- Que la política de Estados Unidos respecto a Venezuela es bipartidista.

Es una mentira diplomática, porque lo que se está decidiendo en las elecciones de estados unidos tendrá repercusión en Venezuela ya que se trata de una confrontación entre derecha e izquierda, en medio de la segunda guerra fría en la cual la narcotiranía de maduro es beligerante contra Estados Unidos.

4.- Que no está planteada la intervención militar de Estados Unidos y sus aliados en Venezuela.

No puede decir lo contrario el embajador estando en curso la campaña electoral en su país, precisamente por la confrontación entre derecha e izquierda. No puede Estados Unidos darse el lujo de descubrir sus cartas como sí lo hace la rusia de Putin respecto primero Crimea y Ahora Bielorusia. Pero evidentemente Estados Unidos no puede quedar como una potencia boba.

Estamos inmersos en la Cuarta Guerra Mundial (2ª. Guerra Fría), en la cual Venezuela es un escenario bélico por ser base de operaciones de la Coalición Criminal Transnacional cuyo objetivo final es destruir a Estados Unidos, por cuyo motivo se verá obligado a intervenir a menos que Trump pierda la elección presidencial.

Si Estados Unidos se salva de la emboscada que le han montado, tendrá que venir en socorro nuestro para acabar con el foco infeccioso del crimen transnacional en que se ha convertido nuestro país. Y, por tanto, debe existir aquí una corriente política o de opinión que se lo exija, porque a veces los gigantes no ven más allá de sus narices. Recordemos a Churchill repicándole a Estados Unidos, hasta que por fin Japón hizo el favor de Pearl Harbor. Favor a Venezuela le hacen los que toquen este repique constantemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =