Vergüenza

Editorial / Venezuela RED Informativa

El NARCOGOBIERNO venezolano privatizó la gasolina. Se la entrega formalmente a las manos de los maleantes de la Guardia Nacional.

No hay dudas, el mejor negocio del mundo que pueda existir para el beneficio de estos delincuentes es la profunda crisis y completa postración, y miseria en que viven las grandes mayorías de nuestra gente.

La República paga con recursos de todo tipo arrebatados a nuestro pueblo, para cancelar la factura del combustible iraní.

El producto del menudeo en las estaciones de servicio de todo el país es para ser embolsillado por el grupito de la CLECTOCRACIA que se reparte al país, como si se tratara de una peña de dominó.

Aunque lo cierto es que este bastardo esquema ni es nuevo, ni original de la porquería del siglo XXI. Al mejor formato de Somalia, grupos de facinerosos disfrazados de funcionarios de Estado continúan repartiéndose cualquier cosa que tenga algún valor, como si se tratara de azotes de barrio… ¡que es lo que son!

Han convertido a un hermoso país en un infiernal, sórdido, enorme y feo barrio marginal.

De verdad, ¿todavía queda alguien con una poca de vergüenza, que crea que con estos bandidos se puede alcanzar algún tipo de salida negociada?

¡Por favor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + once =