¡Volveremos a ser libres!

Editorial / Venezuela RED Informativa

Esta maldición ya se tragó, en tiempo, a toda una generación de venezolanos. La porquería del siglo XXI ha funcionado como un maléfico huracán por más de 20 años. Ha arrastrado familias enteras, negocios, casas y miles de propiedades de todo un país, que una vez fue inmensamente próspero.

Ahora solo queda la lucha. El vocear y el repetir hasta no olvidar que de “esto” saldremos tarde o temprano.

Los medios, tanto tradicionales como alternativos, las potentes redes sociales y el agujero de gusano que es la Internet, nos hace a todos, todo el tiempo, los únicos responsables de mostrar lo que pasa, la verdad y la realidad.

Hoy pareciera ser la única arma para enfrentar a tanto pícaro y malviviente, de lado y lado, que mantienen bajo secuestro a nuestro país.

Por eso, recuperar Venezuela es un asunto de todos. Mostrar sin descansar la receta actual de esta sopa agria de mil ingredientes tiene que ser un compromiso tanto de profesionales de la comunicación como de simples usuarios comprometidos. Nadie está de más, si está en el lado correcto.

Qué bueno que exista también la Asociación de Periodistas Venezolanos en el Extranjero (APEVEX). Una ventana institucional que funciona como motor de información, desde 2012. Un grupo de valientes que empujan la Venezuela que debe ser en el propósito de replantar el periodismo bueno de nuestro país, fuera de Venezuela. Diciendo lo que sucede adentro y se esconde. Para no dejar de hacer oír al país de adentro, afuera. Con potencia. Con buen gallo. Con ganas. Esa es buena forma de no desaparecer, como quieren nuestros carceleros.

Estamos claros. Cada vez más: seguimos solos. ¡Y solos, solos no podemos! Así que ¡sólo nos tenemos a nosotros!

En algún instante comprenderemos que, remando hacia el mismo lugar, podemos llegar a la libertad… Cuando eso suceda. Cuando pocos entiendan, o los hagamos entender, que los bolsillos de un grupito no pueden resultar más importantes que las necesidades, la vida y la libertad de 32 millones de atrapados, entonces y solo entonces VOLVEREMOS A SER LIBRES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =