¡Voto de censura ya contra Padrino!

Omar Estacio Z. / Venezuela RED Informativa

Evito llamarlo “general” porque, a estas alturas, desde los aspectos tácticos, estratégicos, operativos, el susodicho ya está, autocensurado por no decir, muy autodegradado. Ipso iure y ex tunc, como decimos los abogados, cuando determinada acción -o inacción- produce efectos anulatorios, incontinenti, con carácter retroactivo y per omnia saecula saeculorum.

Todo por arrodillárseles, a las FARC y al ELN, como se le arrodilló a Fidel Castro, sin pasar por alto, sus decúbitos ventrales, saeculorum saeculorum, ante, turcos, iraníes, chinitos, rusos, bielorrusos, nicas, castrocubanos, en general, norcoreanos y todo bicho de uña que ha llegado y aspira a seguir llegando a Venezuela a depredar, física y moralmente, el sagrado suelo patrio ¿O será que la RoboLución ya lo declaró exagerado y el suscrito, sin enterarse?

Nulo de toda nulidad, el tal generalato y el sancionado, repuesto al estado de soldado raso y pata en el suelo. Otra vez, “¡Nuevo de m.…!” que es como les gritan, en medio de vejámenes de todo calado, a los recién ingresados a la gloriosa Fuerza Armada Bolivariana. Tendría que vivir miles de años para reponer su maltratada honrilla, pero nunca viene mal que comience cuanto antes.

Visto lo anterior, por este medio, les dirijo, honorables parlamentarios, la presente petición formal, de voto de censura contra Padrino López (omito el consabido “Señor” porque en semejantes circunstancias, se presta a equívocos).

Que no vengan, después, señores asambleístas, con que no vieron, esta petición, pues en este mismo acto, por las dudas, se las estoy reenviando, por duplicado, correo electrónico y a través de mensajería ordinaria. Se las hago llegar, de manera indistinta y simultánea, a las dos Asambleas Nacionales, que, en mala hora, tenemos los venezolanos. En primer término, a la legítima, porque nobleza obliga. Pero como lo que abunda tampoco daña, se la he despachado, por igual, a la considerada espuria, maleva, malandrín, desatendiendo, las decenas de países que la tienen como tal y la pésima uva de sus integrantes. Ya que, ahora, andamos tras el “Vellocino de Oro” de la cacareada, Unidad, de los pactos de salvación nacional, de los diálogos para que la narcotiranía, reciba respiración boca a boca, la ocasión la pintan calva.

Me parece ver y oír los titulares de noticias: “¡Última hora! Caracas. Las dos, AN, la verdadera y la ‘chimba` (los integrantes de esta última oficialista, de voto sobaquero, a brazo alzado, pestilente, excusarán el empleo de palabras tan poco líricas, pero el castellano es el castellano) en acto de unidad ¡sin precedentes! ¡de generosidad! ¡de patriotismo al cubo! depusieron sus diferencias y votaron ¡como un solo hombre! por la censura unánime, cada AN por su lado, contra el ahora, exgeneral, porque, en medio del jolgorio unitario, además de cesantearlo, lo despojaron de todas sus, estrellas, galones, presillas, condecoraciones por urbanidad y buena conducta, porque de arrojo en el combate cero, hits, cero carreras, y de lo que verdaderamente le duele: sus modestos ahorritos.

El artículo 187 ordinal 10° de la …. pero ¿de qué hablo honorables parlamentarios? si la única ley en la RoboLución Forajida es que no hay ley. Censúrenlo, vótenlo o bótenlo, sin anestesia, ni pararse en artículos.

¿No vieron, honorables congresistas, la noticia que el tal Santrich amaneció cadáver en Venezuela? Tampoco voy a alegrarme por ello. Pero ¿quién lo ajustició, en todo caso? ¿El presidente, Duque, por medio de algún comando S.W.A.T., colombiano, ¿qué incursionó en territorio venezolano? ¿Diosdado, que cuando oyó las palabras, “recompensa”, “dólares” “millones” actuó, como lo que es, y a estas horas tiene, ya, el producto de su delación, debidamente depositado en sus cuentas de Andorra?

No decimos que, a quien lo tocaba fusilar al narcoguerrillero al mando de un pelotón, era al propio, autodegradado. Pero lo mínimo a su cargo era, capturarlo y meterlo preso, junto a sus compinches, por invadirnos, incluido cierto cucuteño de mal vivir, lisiado mental y moral, que ha convertido Venezuela en guiñapo.

Confieso, que tuve la intención de recoger firmas por centenares de miles, a través de la plataforma, change.org para darle más fuerza a la presente solicitud. Pero era pérdida de tiempo y tiempo, es lo que se nos acaba. Señores parlamentarios, opositores y gobierneros: Cumplan con su deber sin regateos.

Los insto, con un pañuelo en la nariz, a actuar, céleres y, en consecuencia. No es que sea gran cosota lo que pido, porque al final de cuentas, peores al degradado, aunque ustedes no lo crean, hay por millares en la RoboLución. Sin embargo, algo es algo y agarrando ´man que sea fallo.

Si así, lo hiciereis, la Patria os lo reconocerá. Si no lo hiciereis … ya saben lo que les espera. Por proxenetas.

@omarestacio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + uno =