Vuelta a la patria

Editorial / Venezuela RED Informativa

La Venezuela que conocimos ya desapareció. Solo queda la sombra inmunda de un país en donde los generales son simples mandaderos de los malandros que hacen negocio a todo lo largo y ancho de nuestro territorio.

Donde la trocha que cruza dando mil saltos el Rio Táchira, para pasar de Colombia para acá está bajo el “resguardo” del ELM en “sociedad” con el Tren de Aragua. Cada quien, en su espacio, y todos en la casa del crimen.

De ahí pa’ arriba la carretera vacía por la falta de gasolina muestra en cada esquina del camino las vallas tricolores del “Ven a Votar”. Uno no sabe si es por el “evento” del 6 de diciembre, o por la última payasada de Juan Guaidó y todo el combo de idiotas que en “esta nueva” le acompañan.

Así, solo bajo amenaza de ser enterrado o secuestrado por la cuarentena bolivariana, ahora te mueves por los caminos del país. Bajo una cierta amenaza de muerte es que caminas por la Venezuela cedida y entregada rotunda y completamente al mal.

¡Una Venezuela que parece que a muy pocos les duele! Pero la verdad es que la VUELTA A LA PATRIA es la única manera, la única salida para darle el frente y empujar desde adentro, la salida de todo “esto”. En todo caso, siempre, pero siempre, valdrá el intento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =